null: nullpx
Abortos

Ante leyes estrictas, mujeres en Texas aprenden a hacerse abortos ellas mismas

Tras el cierre de clínicas por orden del Congreso Estatal, se calcula que miles de mujeres abortan como pueden.
24 May 2016 – 4:04 PM EDT

Debido a las estrictas leyes del estado texano contra el aborto, cientos de miles de mujeres han optado por hacérselo autoinducido, según publica el sitio Thomson Reuters Foundation. Por lo que se cree que el número de mujeres en Texas que habría tomado esa opción es muy alto.

Las cifras oscilan entre 100,000 a 240,000 casos y el estimado varía dependiendo de cómo se calcula, dicen expertos en salud reproductiva.

"Sin duda, [considerando] la hipótesis de que un fallo negativo de la Corte Suprema conduzca a más cierres de clínicas en Texas, esto se volverá más común" dijo el Dr. Daniel Grossman de Ibis Reproductive Health en California e investigador de la Evaluación de la Política de Texas, un proyecto de la Universidad de Texas en Austin.



Y es que desde el 2013, el Congreso Estatal de Texas promulgó una ley HB2 con la cual protegerían estrictamente la salud de las mujeres y ordenaban que sólo en los hospitales se podrían realizar abortos, en medio de un ambiente higiénico y en manos de expertos.

La organización Whole Woman's Healthha llevado el caso ante la Corte Suprema. Pero los expertos dicen que si el Tribunal Supremo de EE.UU. mantiene una legislación restrictiva de Texas, el número de abortos autoinducidos aumentarán.

Esto obligó al cierre de decenas de clínicas Planned Parenthood que prestaban servicios de aborción a bajo costo. Una ley restrictiva que aplica a 5.4 millones de mujeres en edad reproductiva, de la cuales 2.5 millones son hispanas.

Más de 40 clínicas de aborto operaban en Texas antes de que la ley HB2 fuera promulgada en 2013. Ocho clínicas cerraron antes de que la ley entrará en vigor y 11 clínicas más lo hicieron el día que comenzó a exigirse el requisito de privilegios de admisión a finales de 2013. Actualmente, sólo permanecen en operación 19 clínicas de aborto en todo Texas.



"Hay que ser honestos, se trata de atacar a Planned Parenthood, pero en realidad, las víctimas van a ser mujeres de bajos ingresos” comentó Hal Lawrence, CEO del Congreso Americano de Ginecólogos y Obstetras.

Proveedores de salud como Planned Parenthood y Whole Woman’s Health han asegurado que la ley fue diseñada especialmente para provocar el cierre de clínicas que proveen servicios de este tipo (TRAP, Targeted Regulation of Abortion Providers).

La constitucionalidad de la ley HB2 está siendo analizada por la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos, que deberá pronunciarse al respecto este verano.



Ya aprendieron a hacerlo ellas mismas

Con la ayuda de un amigo, algunas instrucciones en línea y consiguiendo pastillas abortivas en la frontera texana con México, Susana tomó su decisión de practicarse un aborto por si misma. Esto ocurre en un estado donde las mujeres tienen que pagar muy caro por los servicios de aborto y acudir muy lejos de sus posibilidades y del lugar donde viven, publicó el sitio Thomson Reuters Foundation.

Susanna (así se hace llamar para mantener el anonimato) una músico texano del 'Valle del Río Grande' describió su aborto autoinducido hace 24 meses, cuando tenía 23 años.

"Fue como si estuviéramos en los días del viejo oeste, resolver esto por nosotros mismos y simplemente apretar los dientes y sacar el lado primitivo" explicó la chica.

Y es que la investigación de Thomson Reuters Foundation muestra que las mujeres estadounidenses optan por auto inducirse el aborto debido al cierre de su clínica local. Además el costo de un procedimiento clínico o de los gastos de viaje a un centro distante las ha orillado a esta práctica.

Lo más común es que toman el misoprostol, originalmente prescrita para tratar las úlceras y la artritis, induce abortos con contracciones y sangrado abundante. El medicamento está disponible en México sin receta médica.

El proceso duró aproximadamente 12 horas, dijo Susanna. "Es una mierda" subrayó.

Otra chica, Selena dijo que ella y un grupo de amigos decidió aprender el método del -hágalo usted mismo- después de que su clínica local, Salud Total Mujer en McAllen, cerró tras la lucha legal. Con esa clínica cerrada, la opción más cercana estaba a cuatro horas de distancia en San Antonio, dijo Selena.

Este es el caso de Susana, quien habría tenido que pagar cerca de $600 dólares. "Yo no sería capaz de pagar" dijo. Ella se gana la vida limpiando casas y por la noche toca el trombón en una banda. Por eso viajó a la ciudad de Nuevo Progreso en México para comprar sin receta en una farmacia misoprostol a tan sólo $19 dólares.

"Esta es una tendencia que sólo anticipamos que crece a la luz de muchos factores, incluyendo esta serie de disposiciones a nivel estatal sobre el acceso, lo cual se traduce en el cierre de la clínica," dijo Jill Adams, un experto legal en abortos autoinducidos y director ejecutivo de la centro de Derechos reproductivos y Justicia de la Universidad de California, Escuela de Derecho de Berkeley.

Gente de escasos recursos los más afectados

La auto inducción del aborto no es un procedimiento tan arriesgado, siempre y cuando las mujeres tengan la información correcta y sigan cuidadosamente las instrucciones médicas, según los expertos.

"Este no es el aborto de los días de antaño", dijo Adams.

Pero Grossman advierte: "también nos hemos enterado de algunas mujeres que usan métodos ineficaces como las hierbas o hacer cosas que son potencialmente peligrosas como recibir un puñetazo en el estómago."

Mientras que siete estados, incluyendo Texas no prohíben explícitamente los abortos autoinducidos, otros pueden tener leyes pertinentes sobre la práctica no autorizada de la medicina o drogas para inducir abortos.

La escasez de clínicas en Texas es especialmente problemática en el Valle del Río Grande, donde la población es en su mayoría hispana y de bajo recursos económicos.

"Están tratando de hacernos saltar a través de todos estos aros. Es como una guerra contra los pobres" aseguró Susana.

Por su parte Selena dice que ve los abortos autoinducidos como una solución alternativa si las leyes de aborto de Texas continúan como están. "Algunas personas pueden sentirse más seguros porque llegan a estar en la comodidad de su propia casa, y es más asequible", dijo.


Más contenido de tu interés