null: nullpx
Asesinatos

"Yo la maté, yo la maté", gritaba adolescente acusada de asesinar a DeKayla Dansberry

La madre de la menor podría haber sido quien le dio el cuchillo con el que su hija, cuya identidad no se ha dado a conocer, apuñaló mortalmente a DeKayla Dansberry.
18 May 2016 – 8:56 AM EDT

CHICAGO, Illinois. De acuerdo con la policía y fiscales, testigos aseguran haber escuchado como una adolescente de 13 años gritaba: “yo la maté, yo la maté” tras apuñalar en el pecho a DeKayla Dansberry, una estudiante de 15 años, durante una pelea ocurrida el fin de semana.

Por lo que se conoce hasta ahora, Tamika Gayden de 35 años, la madre de la menor, podría haber sido quien le dio el cuchillo con el que su hija, cuya identidad no se ha dado a conocer, apuñaló mortalmente a Dansberry, quien era una estudiante y atleta en la Johnson College Prep, el sábado por la noche en Parkway Gardens Homes, en el barrio de West Woodlawn.


Según lo reportado por el Chicago Tribune, la menor de edad fue acusada de asesinato después de que un testigo la identificó en un video de la pelea y otro testigo vio a la muchacha limpiar la sangre del cuchillo después del ataque, según dio a conocer Christine Hake, asistente del abogado de Distrito del Condado de Cook.

Los fiscales no proporcionarían detalles sobre dónde ni quién tomó el video.

La adolescente de 13 años, quien es estudiante de séptimo grado, y Gayden, han sido acusadas de asesinato en primer grado y se entregaron voluntariamente a la policía el martes. De acuerdo con el Chicago Sun Times iban acompañadas de un abogado.

"La evidencia es abrumadora", dijo Hake a Cynthia Ramírez, juez de la corte juvenil, quien ordenó una audiencia para la menor de edad el próximo 7 de junio.


Por su parte Gayden, quien también es acusada de contribuir a la delincuencia de una menor, se presentará hoy en corte de fianzas.

De acuerdo con ABC 7, la policía cree que la disputa pudo haber sido por un muchacho y que pudo haber iniciado en las redes sociales.

"Esto era una cosa de niños. No debería haber escalado a que alguien fuera apuñalado", dijo Julian Glanton, el padre de DeKayla, después de la audiencia del martes. ”Esto es una locura. Estoy sin palabras…Extraño a mi hija. Sólo quiero justicia".

Lea también:

Más contenido de tu interés