Inmigración

Tres meses más de prórroga para mujer de Chicago que demandó al Departamento de Seguridad Nacional

La inmigrante mexicana de 67 años, quien presentó una demanda contra el DHS porque no habían revisado su solicitud de visa U, deberá presentarse en las oficinas de inmigración en enero del 2018 y no a finales de este mes como estaba previsto.
11 Oct 2017 – 1:47 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Genoveva Ramírez es una inmigrante mexicana, de 67 años de edad, que logró frenar por tres meses la orden de deportación emitida en su contra. Ella presentó en septiembre pasado una demanda contra el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) pidiendo que un juez federal ordenara un retraso en su deportación programada para finales de octubre hasta que su solicitud de visa U fuera revisada.

En una audiencia preliminar celebrada ayer martes, Ramírez -residente de Berwyn, suburbio de Chicago,- se enteró de que su solicitud estaba siendo estudiada por el Servicios de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS). El próximo 6 de noviembre deberá regresa a una corte federal y ese día le darán a conocer los resultados preliminares.

Genoveva, quien es indocumentada, ha vivido en el país durante 20 años. En septiembre de 2016, solicitó una visa U, que ofrece protección a víctimas y testigos de crímenes violentos que cooperan con la investigación y procesamiento de los responsables.

De acuerdo con Ramírez, ella y uno de sus diez nietos fueron agredidos físicamente durante una invasión de morada en 2015, y luego cooperaron con la investigación.

En la demanda se indica que USCIS no procesó durante más de un año el pedido de la visa, y tampoco tramitó la aceleración del trámite, que generalmente demora tres años o la postergación de la deportación, mientras se resolvía el caso.

Aplazan su cita con inmigración
Genoveva Ramírez no tendrá que acudir a su cita de presentación con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) con su boleto de avión en mano para salir del país este 28 de octubre como estaba previsto. Ahora tiene oportunidad de estar en el país hasta el 30 de enero de 2018. Ramírez espera que para esa fecha su solicitud de visa sea aprobada. Si no es así, todavía se enfrentará a la deportación.

"Estoy emocionada de saber que mi próxima cita ha sido aplazada hasta enero. Estas noticias me permitirán a mí y a mi familia, incluidos mis nietos, dormir un poco mejor estos próximos meses. También reafirma mi creencia en el poder de nuestra comunidad. Sé que ICE está respondiendo a la tremenda presión que la comunidad ha aplicado", dijo Ramírez en un comunicado.

"Sin embargo, hasta que USCIS me otorgue una Visa U, sé que esto está lejos de terminar. Voy a seguir adelante con mi demanda y estoy pidiendo a los miembros de la comunidad que por favor sigan apoyando y recordando que la organización funciona”, agregó Ramírez en su mensaje.

Kate Melloy Goettel, abogada del Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes, dijo al Chicago Sun Times que si los resultados preliminares de la USCIC determinan que la visa U es aprobada, el equipo legal de Ramírez le pedirá a ICE que la deportación sea pospuesta hasta que se tome una decisión final en este caso.

"Esto no significa que su deportación está cancelada. Estos son sólo los primeros pasos donde estamos empezando a ver finalmente algún movimiento en el caso", declaró Mony Ruiz Velasco, abogada de Ramírez.


"No a la separación de familias inmigrantes", se escucha desde Chicago en la marcha por el Día del Trabajo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés