Autopsias

Revelan los resultados de la autopsia de Paul O´Neal, joven afroamericano que murió a manos de la policía

La oficina del médico forense del condado de Cook determinó que O´Neal murió de un disparo en la espalda y no se encontraron drogas en su cuerpo.
17 Ago 2016 – 1:01 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Ya dieron a conocer los resultados de la autopsia de Paul O’Neal, adolescente afroamericano de 18 años quien murió durante una persecución de la policía de Chicago el pasado 28 de julio.

De acuerdo con la autopsia que se hizo pública este miércoles, O´Neal recibió una herida de bala al lado derecho de la espalda. Además, la oficina del médico forense del condado de Cook determinó que en las pruebas toxicológicas que le realizaron no se encontraron drogas en su cuerpo.

El pasado 5 de agosto, la Dirección de Revisión Independiente de la policía (IPRA) hizo públicos nueve videos del tiroteo en el que O´Neal resultó muerto y mostraron errores de procedimiento de los agentes que abrieron fuego contra el adolescente, quien conducía un automóvil Jaguar que había sido reportado como robado.

En uno de los videos se ve como el automóvil que manejaba O´Neal pasa a toda velocidad junto a una patrulla y uno de los oficiales baja del auto y realiza varios disparos. Después hay una persecución en un callejón en el que O'Neal fue herido en la espalda.

No está claro cuál de los oficiales realiza el disparo que hirió de muerte a O´Neal, quien iba desarmado.

Vídeos del incidente fueron recuperados de las cámaras corporales de los policías y de las patrullas, pero el momento en que un policía disparó al adolescente no fue captado por el oficial, porque o bien no funciona su cámara corporal o se le cayó durante la persecución. Las razones aún no están claras.

Sin embargo en uno de los videos se escucha como uno de los agentes pregunta si el adolescente les había disparado.

Autoridades de la ciudad se negaron a identificar a los policías que participaron en el tiroteo.

IPRA se negó a dar a conocer los nombres y citó una ley estatal que permite la retención de información cuya revelación podría poner en peligro la vida o la integridad física de una persona.

Esto en respuesta a una solicitud de la Ley de Libertad de Información que presentó el Chicago Tribune.

Por su parte, el Departamento de Policía de Chicago también se ha negado a revelar los nombres de los oficiales, citando una cláusula de contrato de la unión de policías que impide dar a conocer los nombres de agentes que no han recibido cargos mientras están a la espera de investigaciones disciplinarias.

Tres oficiales de policía fueron puestos en labores administrativas por este caso.

Lea también:

Más contenido de tu interés