Contaminación

Residentes de Chicago ganan demanda por contaminación de coque de petróleo

El fallo argumenta que KCBX y Asociados no tomaron las medidas para evitar que el coque de petróleo contaminara áreas cercanas.
9 Jun 2016 – 11:51 AM EDT

CHICAGO, Illinois. María Isabel Aguilar dice que sintió coraje al enterarse que ella y decenas de residentes del sureste de Chicago ganaron una demanda colectiva por 1.4 millones de dólares contra las compañías KCBX, Coach Carbon y DTE Chicago Fuel Terminal entablada en abril del 2014.

“Cuando mi hijo está tosiendo, cuando a él le está dando un ataque de asma, el dinero no es nada. La salud de mi hijo no se compra y no se vende”, dijo Aguilar.

El fallo argumenta que KCBX y Asociados no tomaron las medidas razonables para evitar que el coque de petróleo en sus instalaciones contaminara las áreas cercanas.


El coque de petróleo es un sólido poroso, de color negro y gris oscuro, que contiene azufre y metales pesados y puede ser utilizado como combustible.

Este acuerdo llega al mismo tiempo que la escuela de salud pública de la Universidad de Indiana da a conocer los resultados de una encuesta con residentes del sureste de la ciudad que están directa o indirectamente expuestos al coque de petróleo en las instalaciones de la compañía KCBX.


“Encontramos que los que viven cerca de las plantas de coque de petróleo son más propensos a reportar problema de salud, síntomas neurológicos y respiratorios a comparación con los que viven un poco más retirados”, dijo Michael Hendryx, profesor de la Universidad de Indiana.

En exclusiva, Hendryx reveló este reporte a Univision Chicago, el cual fue enviado a Julie Morita, Comisionada del Departamento de Salud de Chicago.

“Los resultados no son confirmados por entidades médicas, pero los tomamos muy en serio, y analizaremos el reporte que apenas se dio a conocer para ver que otros estudios son necesarios”, dijo Morita.

Activistas admiten el esfuerzo de la municipalidad, pero insisten en que falta poner restricciones a la cantidad de coque de petróleo que todavía KCBX transporta por la ciudad.

“Nadie quiere vivir con esto. Nadie quiere limpiar su casa y nada más ver todo negro, nadie quiere eso, y yo quiero que se vayan”, dijo Aguilar.


Morita aseguró que aún examinan los límites que se deben permitir y agregó que dos plantas han sido cerradas y que se prohibió almacenar coque de petróleo así como la expansión de su planta sur.

En un comunicado, KCBX declaró que están contentos de haber llegado a un acuerdo en este caso y reiteraron su respeto para los vecinos en el área y su compromiso para tratar de que tengan confianza en la manera con la que opera la compañía.


Más contenido de tu interés