null: nullpx
Coronavirus

Preso hispano pide quedarse en la cárcel para evitar a ICE, pero muere de coronavirus

El abogado de René Olivo Sangabriel, detenido por conducir tomado, pidió extender el tiempo de la detención de su cliente en la cárcel del condado de Cook, en Illinois, como una estrategia para librarlo de ICE, pero allí se contagió de coronavirus.
6 May 2020 – 04:23 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

René Olivo Sangabriel, un inmigrante indocumentado que vive en Chicago, estaba detenido en una prisión del condado Cook y para evitar caer en manos de agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de (ICE), pidió quedarse preso por más tiempo. Esa estrategia le ayudó a evadir a ICE, pero no lo libró del coronavirus.

El inmigrante hispano de 42 años, quien era vecino del barrio de La Villita, murió el 19 de abril por complicaciones del coronavirus en el hospital St. Anthony. Había sido hospitalizado el 30 de marzo, días después de que iniciara un brote del virus en la prisión.

Sangabriel tenía una orden de arresto por manejar, por segunda vez, bajo el influjo de alcohol, por lo que enfrentaba cargos penales y fue encarcelado en octubre del 2019.

Su primera infracción ocurrió en agosto de 2010 cuando superó el límite de velocidad y golpeó a otro vehículo. No contaba con licencia y falló en las pruebas de sobriedad.

Según el diario Chicago Tribune, René se encontraba en un programa de rehabilitación por drogas y alcohol.


Tras presentarse el 5 de marzo en un tribunal, su abogado Domingo F. Vargas pidió a la jueza Diana Kenworthy que el inmigrante pudiera terminar el programa de rehabilitación antes de su comparecencia para declararse culpable o inocente de los cargos.

Según el abogado, la intención detrás de ese pedido era retrasar esa audiencia de su cliente para evitar a ICE.

La jueza accedió y s u declaración quedó prevista para el 5 de mayo, pero el reo no llegó a presentarse porque murió por causa del coronavirus.

Funcionarios de la Corte habían informado al abogado que Sangabriel, quien vivía sin documentos en Estados Unidos, podría enfrentar cargos que ameritarían tiempo en prisión.

Junto con su defensor, el hispano consideró que el riesgo de que ICE lo encontrara era mayor en el Departamento de Correccionales de Illinois que en la cárcel del Condado de Cook, por lo que querían ganar tiempo en esta última, indicó Chicago Tribune.

Cabe resaltar que el Condado Cook no coopera con el ICE y no permite la supervisión de los detenidos.

Aunque la estrategia del abogado de Sangabriel funcionó y el reo obtuvo permiso para seguir detenido, lo que no anticiparon era que en la prisión ocurriría un brote de coronavirus, que terminaría por quitarle la vida.

"Estaba asustado como todos los inmigrantes", dijo su sobrina, Adriana Sangabriel, en una cita recogida por el diario.

Ella afirmó que su tío sentía que salir de la cárcel lo pondría a merced de las autoridades migratorias.

Para su familia, René era un hombre alegre que era el alma de las fiestas y amaba las carnitas.

Te puede interesar:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés