null: nullpx
Muertes

Policía de Rosemont cierra el caso de la joven encontrada muerta en refrigerador

Las autoridades informaron esta tarde que después de revisar la evidencia llegaron a la conclusión de que la muerte de la menor de 19 años fue accidental.
20 Oct 2017 – 7:08 PM EDT

CHICAGO, Illinois. El departamento de la policía de Rosemont dio a conocer este viernes que cerró la investigación sobre la muerte de Kenneka Jenkins, joven de 19 años que fue encontrada muerta en un refrigerador en este suburbio de Chicago, y clasificaron el deceso como accidental.

“No hay evidencia que indique ninguna otra conclusión", dio a conocer la policía en un comunicado de cuatro páginas.

El anuncio se produce más de un mes después de que el cuerpo de la adolescente fuera encontrado en el congelador de una cocina no utilizada en el Crowne Plaza Chicago O'Hare Hotel, donde Jenkins había asistido a una fiesta en una habitación en el noveno piso del lugar.

Donald Stephens III, jefe de la policía de Rosemont reconoce en el comunicado la intensa especulación que gira en torno al caso, pero aseguró que no estaba sustentada.

"Si bien hubo muchas teorías, rumores y mucha especulación flotando alrededor de las redes sociales con respecto a la muerte de la Sra. Jenkins, ninguna fue apoyada con hechos", indicó Stephens.

Se esperaba que la policía diera a conocer más detalles del caso este viernes, luego de que oficiales se reunieran ayer con los miembros de la familia para darles a conocer los avances en la investigación y les mostraran varias fotos de cómo fue encontrado el cadáver de la menor.

Según el abogado Larry Rogers Jr, a la familia se le mostraron imágenes que eran de naturaleza "personal, privada e indecente", y que planteaban “más preguntas que respuestas”.

"Francamente, [las] fotos que muestran cómo [Jenkins] fue encontrado generan más preguntas sobre lo que le sucedió [a ella] que a lo que contestaron", dijo el abogado en un comunicado. "Las imágenes son gráficas e inquietantes e inexplicablemente muestran partes de [su] cuerpo expuestas".

El cuerpo de Kenneka fue encontrado recostado boca abajo, sobre su brazo izquierdo, sin el zapato derecho y un pequeño corte en el pie. Llevaba jeans y una chamarra de mezclilla, pero la camisa debajo de la chaqueta "se subió exponiendo sus pechos", informó el abogado.

"No hubo señales de juego sucio"
En el reporte de la policía se indica que la cocina donde está el refrigerador donde encontraron el cuerpo de Jenkins sólo tiene una puerta de acceso y hay una cámara que detecta el movimiento, pero está no se encuentra dirigida a la puerta del electrodoméstico.

De acuerdo con las autoridades, en el tiempo en el que Jenkins entró a la cocina y su cuerpo fue descubierto, solo un miembro de seguridad del hotel entró en el área en el primer piso del hotel, durante su horario normal de trabajo y el sujeto siempre estuvo grabado en cámara y no se acercó al electrodoméstico.

Como parte de las pesquisas en el caso, la policía también indicó en su comunicado que al realizar la investigación del crimen, se descubrió que el cuarto donde fue la fiesta había sido pagado con una tarjeta de crédito robada y se está buscando a las personas que registraron el cuarto.

También indicaron que realizaron 135 reportes y 44 entrevistas, con 30 personas que verificaron que estuvieron en el cuarto esa noche; revisaron videos de 47 cámaras de seguridad, cuatro celulares y así como aplazamientos para buscar información en redes sociales, entre otros.

“Nuestros detectives no reportan signos de juego sucio. No hay evidencia de que Jenkins haya sido forzada a beber alcohol o consumir narcóticos mientras estaba en el hotel”, dice el comunicado sobre el cierre de la investigación.

De acuerdo con la autorpsia del médico forense, la joven murió de hipotermina y en la autopsia que le practicaron a la menor no encontraron drogas en su cuerpo. El forense también informó que un medicamento para la epilepsia así como el alcohol desempeñaron un papel determinante en la muerte de la menor.

Por el momento se desconoce, si la familia planea emprender alguna acción legal, pero la policía incluyó una imagen de la cocina donde se encontró el cuerpo de Jenkins, que de acuerdo con Stephens proporcionaría mediciones precisas de la sala y "en el caso de que esta cocina sea remodelada o cambiada alguna vez, se documentará la ubicación de los elementos y el diseño".

Presentan nuevas herramientas para combatir la violencia en las calles de Chicago

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés