Asesinatos

Lo que comenzó como una pelea doméstica por cigarillos terminó en el asesinato de la niña de 12 años en Chicago

Según la fiscalía, la pelea entre la madre de la pequeña y su exnovio se extendió a las condiciones de su convivencia y terminó con el brutal ataque que el hombre propinó a la menor, quien perdió la vida tras ser golpeada con un martillo y apuñalada en múltiples ocasiones.
14 Jun 2017 – 5:38 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Alexis Stubbs, de 12 años de edad, niña asesinada en Chicago este fin de semana, consideraba a John Singleton, exnovio de su mamá y acusado de quitarle la vida, como a un padre.

Según detalles del crimen dados a conocer por la fiscalía, la menor le habría suplicado “por favor papi, no” mientras Singleton de 31 años, la atacaba con un cuchillo y un martillo en múltiples ocasiones el pasado domingo 11 de junio en una vivienda al norte de la ciudad.

Guy Lisuzzo, asistente del Fiscal estatal a cargo de la causa, relató que el crimen se habría iniciado tras una pelea doméstica. Singleton, la menor y su madre habían pasado el día sin incidentes. Sin embargo, tras la cena, la madre de la pequeña y el acusado habían discutido por la compra de un paquete de cigarrillos para un vecino. Pelea que luego se extendió a las condiciones de su convivencia y que terminó en una terrible tragedia.

De acuerdo con Lisuzzo, Singleton se había mudado temporalmente con Alexis y su mamá el pasado 7 de junio. Sin embargo, no podía permanecer en el departamento localizado en el 4600 de la calle Beacon, más de una semana, según las reglas del condominio.

El acusado había salido de prisión en abril y se encontraba en libertad condicional tras haberse declarado culpable de asalto agravado por asfixiar a la madre de Alexis en el 2014.


Eventualmente, la víctima y su madre salieron del edificio para comprar los cigarrillos, mientras la discusión de Singleton y la mamá de la menor continuaba vía telefónica.

Según la fiscalía, la madre de la víctima le ordenó entonces a Singleton que se fuera del departamento y al regresar a la vivienda, alrededor de las 9:45 pm, Alexis ingresó al edificio para entregarle los cigarros al vecino. Entonces, Singleton habría forzado a la niña a regresar a la vivienda, donde la atacó brutalmente.

En un correo de voz que Singleton dejó a la madre, mientras ella llamaba al 911 alertando de la situación, Lisuzzo contó que se podía escuchar a la menor suplicar por su vida.

“En ese correo de voz, la víctima estaba gritando y diciendo “Por favor papi, no”, dijo el asistente del fiscal.

Según reporta el Chicago Sun Times, Lisuzzo describió también que en un video de vigilancia del edificio se veía como la adolescente se arrastraba fuera del departamento empapada en sangre, y al hombre bajar corriendo las escalares mientras oficiales lo perseguían, sin darle alcance.

La madre de la niña subió detrás de la policía, tomó a la niña en brazos y trató de atender sus heridas.

“La madre limpió la sangre de la cara de la víctima, presionó sus heridas… La víctima estaba asustada, incapaz de recuperar el aliento”, agregó Lisuzzo según el medio.

Tras la agresión sufrida, la menor fue trasladada al Illinois Masonic Medical Center donde fue pronunciada muerta a las 10:46 pm. Según el forense del condado de Cook, Alexis moriría a consecuencia de sus heridas: 11 puñaladas y los golpes que recibió con un martillo.

Horas después del crimen, la policía arrestó a Singleton en un baño portátil cerca de un edificio en construcción, localizado a una cuadra de la escena. Esto gracias a que las autoridades pudieron rastrear el teléfono celular desde el cual Singleton enviaba mensajes a la madre de la niña diciéndole que la mujer había tenido la culpa del ataque.

“Mira lo que me hiciste hacer por no apreciarme como debiste haberlo hecho en primer lugar”, decía uno de los mensajes citado por Lisuzzo que el acusado habría mandado a la mamá de la niña.

Tras ser localizado, Singleton habría atacado a un policía.

Su defensa alegó que Singleton tenía un historial de problemas mentales y había estado en tratamiento mientras estaba en prisión. Por lo que recomendaron una evaluación psicológica.

Singleton, a quien le fue negado el derecho de fianza, enfrentan cargos de asesinato en primer grado, rapto con el fin de provocar daño y asalto agravado a un policía de Chicago.
Su próxima comparecencia en corte será el próximo 13 de julio.


Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés