null: nullpx
Demandas

Justicia federal investiga a dos empresas de Illinois que expusieron a obreros mexicanos al asbesto

Las compañías no advirtieron a los trabajadores, que vinieron a Estados Unidos con una visa H2B, de los peligros de salud que enfrentaban al manejar asbesto.
15 Ago 2016 – 02:04 PM EDT
Comparte

OKAWVILLE, Illinois. Dos compañías de construcción de Illinois que recibieron una multa de casi 1.8 millones de dólares el año pasado por presuntamente importar a trabajadores mexicanos para remover asbesto en una escuela y no darles equipo de seguridad para hacerlo, podrían enfrentar cargos criminales.

En agosto del 2015, el Departamento de Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos (OSHA) impuso una multa de 1,792,000 millones de dólares contra la empresa Joseph Kehrer Brothers y su compañía afiliada D7 Roofing, basadas en Illinois, por exponer a trabajadores a remover asbesto durante la renovación de una antigua escuela en Okawville, sin equipo de seguridad, entre otras violaciones.

Ahora, ambas empresas están siendo investigadas por la Agencia de Protección Ambiental y por fiscales federales.

“De momento, las acusaciones contra Kehrer están en pausa mientras el Departamento de Justicia termina su investigación”, dijo Rhoda Burke, vocera del Departamento del Trabajo al Belleville News Democrat.

“Nosotros ya terminamos nuestra investigación. Ahora estamos esperando por lo que el Departamento de Justicia encuentre”, dijo Scott Allen, vocero de OSHA a Univision. “Los resultados de su investigación podrían darse a conocer a finales de septiembre”.

De acuerdo con la investigación de OSHA, las compañías en cuestión no advirtieron a los trabajadores, que vinieron a Estados Unidos con una visa H2B (que permite a las compañías emplear trabajadores extranjeros temporalmente) de los peligros de salud que enfrentaban al manejar asbestos, como sería incrementar los riesgos de cáncer.

Además no les dieron equipo básico de protección como cascos, gafas y ropa adecuada para la labor, no crearon un área de descontaminación para que pudieran remover su ropa antes de dejar el área de trabajo y tampoco les informaron de métodos para minimizar su exposición a asbestos. Además amenazaron a los trabajadores con despedirlos si hablaban con inspectores de OSHA.

Por su parte, Clyde Kuehn, abogado de la empresa dijo que ellos están disputando firmemente las acusaciones de OSHA.

“Hemos impugnado estas acusaciones. Nosotros hemos impugnado porque tenemos una visión significativamente diferente de los hechos", dijo Kuehn al Belleville News Democrat. “La posición de la OSHA de los hechos es muy diferente de la posición del Sr. Kehrer. Estamos tratando de tener una oportunidad de exponer eso" .

Al anunciar la multa el año pasado, David Michaels, subsecretario de trabajo de OSHA dijo al citado medio que la compañía expuso por lo menos a ocho trabajadores al asbesto en violación de las normas federales de salud, entonces amenazó con despedirlos si hablaban a los investigadores de seguridad.

"Este caso destaca por el indignante comportamiento de Joseph Kehrer”, dijo Michaels al medio. “Ellos no hablaban inglés, él los llevaba al trabajo. Él instaló un campamento de vivienda para ellos. Estaban a su merced", dijo Michaels en su momento.

Lea también:


Comparte

Más contenido de tu interés