null: nullpx
Muertes

Investigan tiroteo en el que están involucrados dos policías de Chicago

Tanto el sargento como el oficial involucrados en el incidente en el cual perdió la vida Josua Beal, residente de Indianápolis, se encuentran en labores administrativas por 30 días mientras se realiza la investigación.
7 Nov 2016 – 12:29 PM EST

CHICAGO, Illinois. - La Autoridad Independiente de Revisión Policial (IPRA) investiga el tiroteo en el que resultó muerto Josua Beal, de 25 años, el sábado pasado en el barrio de Mount Greenwood en Chicago.

De acuerdo con la policía, el tiroteo se produjo alrededor de las 3:00 de la tarde (hora del Centro) durante una procesión fúnebre en la cual participaba Beal, residente de Indianápolis.

El reporte preliminar de las autoridades señala que el individuo se detuvo frente a una estación de bomberos de Chicago, cerca de las calles West 111 y South Troy, cuando un bombero fuera de servicio le pidió que se moviera, porque estaba bloqueando ilegalmente el carril designado para los camiones de este cuerpo.

Por razones que permanecen bajo investigación, la discusión se tornó violenta. Un oficial de policía de Chicago, que también estaba fuera de servicio y dentro de un negocio cercano, ofreció asistencia al bombero.

También un sargento de la policía de Chicago, quien conducía hacia su trabajo, se detuvo en el lugar al detectar el incidente en el cual un hombre tenía un arma de fuego en sus manos.

De acuerdo con reportes de la cadena ABC, como Beal supuestamente "no dejó caer su arma” y se efectuaron varios disparos, que resultaron fatales.

El Chicago Tribune informa que Beal fue llevado al Advocate Christ Medical Center en condición crítica, pero fue pronunciado muerto a las 3:44 de la tarde.

Sus familiares han dicho a la cadena ABC que él no provocó al policía y simplemente reveló que tenía un arma.


“Nadie merece ver que le maten a su hermano a manos de quienes se suponen que nos protejan. Nunca habrá justicia”, afirmó Cordney Boxley, hermana de la víctima en una manifestación realizada el domingo a la que asistieron miembros de la organización Black Lives Matter y miembros de organización Blue Lives Matter.

En el evento, al que asistieron alrededor de 200 personas, los ánimos se caldearon.

“Las personas en esta comunidad fueron muy hostiles con nosotros”, dijo Kofi Ademola, miembro de Black Lives Matters en conferencia de prensa. “No estábamos ahí para protestar sino para dar consuelo a la familia”, añadió.

Por otro lado, el domingo circularon varios videos en los que presuntamente se ve a Beal sosteniendo un arma. Sin embargo la policía de Chicago reiteró que no haría comentarios debido a que la investigación está en manos de IPRA.

“Los investigadores de IPRA están hablando con varios testigos oculares y tomando pasos para verificar la autenticidad de videos e imágenes que están circulando ampliamente. Aunque todavía es muy temprano en la investigación, podemos confirmar que las primeras pruebas balísticas sugieren que se descargaron varias armas de fuego. Esperamos que la gente espere hasta que todas las pruebas salgan a la luz antes de sacar conclusiones sobre lo que pasó", dijo Mia Sissac, portavoz de IPRA.

De acuerdo con lo que pudo conocer Univision Chicago, tanto el sargento como el oficial involucrado se encuentran en labores administrativas por 30 días mientras se realiza la investigación.

Según el Tribune, Beal se había graduado de administración de negocios en Ivy Tech Community College en diciembre del 2015 y planeaba matricularse en la Universidad Franklin. Tenía dos hijos de cuatro y dos años.

Vea también:


Más contenido de tu interés