null: nullpx
Narcotráfico

Guardaespaldas del hijo de 'El Chapo' fue torturado para obtener su declaración, alegan sus abogados en Chicago

En una carta entregada en una corte federal de Chicago, Jesús Raúl Beltrán León narra los tormentos a los que fue sometido por miembros del ejército mexicano para que declarara y asegura que representantes del gobierno de Estados Unidos habrían tenido conocimiento de las torturas.
15 Jun 2017 – 6:31 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Abogados de Jesús Raúl Beltrán León, integrante del Cartel de Sinaloa y señalado como Jefe de Seguridad del hijo de 'El Chapo' Guzmán, quien fue extraditado a Chicago en enero pasado para ser juzgado por tráfico de drogas y lavado de dinero, pidieron que se anule su declaración de culpabilidad porque habría sido extraída mediante tortura.

En una audiencia sobre el caso realizada el martes en una corte federal de Chicago, la defensa del acusado entregó una carta de 26 páginas a la fiscalía del Distrito Norte de Illinois en la dan detalles de la detención de su cliente, también conocido como “El Chuy Raúl”, quien habría sido capturado en la casa de sus padres el 16 de noviembre de 2014 en Culiacán, Sinaloa, México, por soldados de la Marina mexicana.

Según el documento citado por ABC 7, la carta relata que durante su detención, Beltran León fue vendado de ojos y le ataron las manos a la espalda. Posteriormente, colocaron bolsas de plástico sobre su cabeza y comenzaron a asfixiarlo mientras le golpeaban en el abdomen.

En el documento, Beltrán describe que le habrían amenazado con violar a su esposa o colgar de un puente a una tía, según el medio.

La misiva también haría referencia a "aproximadamente diez bolsas de plástico" que fueron colocadas sobre su cabeza cada dos o tres minutos, rasgándolas de vez en cuando para proporcionar una pequeña cantidad de oxígeno.

Posteriormente, el detenido refiere en el documento que habría sido conducido en varios vehículos y llevado a numerosos lugares, terminando en un parque, donde habría sido arrojado de cabeza en un barril de agua.

La supuesta tortura continuó durante horas y, según la carta de Beltrán, durante un interrogatorio habrían participado agentes federales de Estados Unidos, uno de los cuales lo habría cuestionado en español y admitido que trabajaba para la Agencia Federal Antidrogas (DEA).

En el documento Beltrán León también indicaría que, en un momento dado, una mujer de la Embajada de los Estados Unidos lo visitó brevemente, y durante esa visita, él le dijo acerca de las torturas físicas y psicológicas a las que había sido sometido. “En respuesta, la mujer indicó que ‘estaban grabando´ y que ’no podía hacer nada para ayudarle’".

Según los abogados, fue así que Beltrán admitió haber cargado un avión con drogas con destino a Estados Unidos y que después entregó a dos hijos de "El Chapo", identificados como Jesús Alfredo e Iván Archibaldo Guzmán Salazar.

La defensa alega que Beltrán, quien es ciudadano estadounidense, fue detenido en México a pedido de las autoridades federales de Estados Unidos, mismas que deberían aclarar si autorizaron la tortura, y si estuvo presente físicamente algún funcionario del gobierno de Estados Unidos o alguna otra persona "actuando como agente libre".

Además de haberlo hecho, aseguran que a Beltrán no le fueron leídos sus derechos, como es obligatorio cada vez que actúan agentes policiales estadounidenses como parte de un "emprendimiento conjunto" y que el uso de la tortura, coerción física, psicológica u otro tipo de brutalidad puede rendir evidencias que “no pueden ser admitidas, y que pueden resultar en la anulación de todo el caso".


En fotos: la extradición de 'El Chapo' Guzmán a Estados Unidos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés