null: nullpx
Crimen Organizado

Estuvo 21 años en la cárcel por un crimen que no cometió y por eso recibirá 17 millones de dólares

Los defensores de Jacques Rivera afirman que el caso deja en evidencia presuntas manipulaciones en esta y otras investigaciones lideradas por un ex detective de la Policía de Chicago.
1 Jul 2018 – 5:08 PM EDT

Dos días de deliberaciones bastaron para que el jurado dictaminara el pago de $ 17 millones a Jacques Rivera, por la acusación y condena de un crimen que no cometió, en un caso con claras evidencias de violación del debido proceso y otros derechos constitucionales. Sus abogados habían pedido $ 42 millones.


Jacques Rivera fue condenado a 80 años de prisión por el asesinato de Félix Valentin de 16 años, muerto a tiros en West Humboldt Park en 1988. Reporta Chicago Tribune que este hombre pasó 21 años tras las rejas en un caso que vincula a Reynaldo Guevara, ex policía de Chicago en las comprobadas irregularidades ocurridas durante la investigación.

El jurado también le ordenó a Reynaldo Guevara que pague personalmente $ 75,000 en daños punitivos, informó Chicago Sun Times. Asimismo, otros dos oficiales involucrados en la investigación de 1988, también recibieron órdenes de pagar $ 75,000 y $ 25,000, respectivamente.

Después del veredicto, un emocionado Jacques Rivera no pudo contener las lágrimas mientras respondía preguntas sobre el dolor de haber pasado 21 años alejado de su familia. Su hija tenía 6 meses cuando fue encerrado y su madre nunca perdió la esperanza de que fuera absuelto, aunque murió poco después de su liberación.


"Fui secuestrado por el Departamento de Policía de Chicago, por Reynaldo Guevara", dijo Rivera a Chicago Tribune. "No era un tipo perfecto, pero no estaba allí haciendo nada malo. Pero (Guevara) vino a mí. Y todavía no sabemos por qué".

El crimen que Rivera no cometió


En tiempos turbulentos de una creciente violencia por enfrentamientos entre bandas en el Chicago de finales de los 80, Jacques Rivera fue declarado culpable de matar a Félix Valentin, probablemente por su rol de ‘latin king’ en una pandillas en auge del oeste de Humboldt Park.

El único testigo, Orlando López, solo tenía 12 años en el momento del asesinato. Aseguró en el juicio que vio a Rivera dispararle al automóvil estacionado de Félix Valentin, para luego girar y mirarlo fijamente. Y eso, junto con las manipulaciones de la policía, fue suficiente para que el juez lo condenara por el crimen y lo sentenciara a 80 años de prisión.

No fue sino hasta 2010 cuando un grupo de abogados del Centro sobre Convicciones Injustas (Center on Wrongful Convictions, en inglés) de la Universidad Northwestern localizó de nuevo a Orlando López, quien se retractó de su testimonio, asegurando que quiso notificar a la policía y a los fiscales antes del juicio, pero pensó que nadie le creería.

En esta nueva declaración afirmó que durante años esperó ser encontrado para poder decir la verdad. Un nuevo testimonio con el que busca su redención.

Un ex detective que no hizo bien su trabajo


Desde su inicio, la investigación sobre los disparos a Felix Valentin no fue transparente, según los abogados de Jacques Rivera. Los informes de los detectives se perdieron y las alineaciones de sospechosos fueron manipuladas para que López identificara rápidamente a Rivera y así concluir el caso rápidamente, señalaron los abogados durante el juicio.


Solo tenían a un niño de 12 años que decía: “Lo vi”. Y eso fue lo único que le entregaron a los fiscales.

Además, el juicio de esta semana fueron mencionadas varias acusaciones de corrupción policial en el oeste de Chicago que involucran al ex detective Reynaldo Guevara como uno de los sospechosos principales. Podría haber recibido pagos de pandilleros y narcotraficantes a cambio de manipular las alineaciones de la policía.

Hasta el momento, además de Jacques Rivera hay otros 17 casos donde se han descartado las condenas por deficiencia en los procedimientos del ex detective Guevara y ocho demandas federales esperan ser escuchadas buscado también nuevas decisiones.


En todos los casos, Guevara se ha negado reiteradamente a testificar, invocando su derecho a la Quinta Enmienda, más de 200 veces en poco más de una hora en el juicio a Rivera.

Los abogados están convencidos de que el escándalo del ex policía Guevara -con las convicciones erróneas que ha causado- es uno de los más grandes en la historia de la ciudad. Hasta el momento Chicago ha pagado $ 20 millones para resolver demandas por condenas injustas que lo involucran, según el reporte de CBS Chicago.

Lo que piensa la familia de Félix Valentin


Daisy Valentin, la hermana menor de la víctima le dijo al Chicago Sun-Times que aunque Rivera se merece el dinero que le otorgaron, su familia todavía está sufriendo. Señaló igualmente que ”sabía que este día llegaría y que le darían ese tipo de recompensa", pero su hermano perdió la vida por eso.

"Nunca sabremos quién lo mató", agregó. Los padres de Félix Valentin murieron creyendo que Jacques Rivera fue el asesino de su hijo.

Dos meses después de su muerte, otro de los hermanos de Daisy Valentin también fue asesinado a balazos en Humboldt Park. Según ella, nadie fue acusado por ese crimen.

En fotos: Estos son los reos ejecutados en Texas desde enero de 2017

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Crimen OrganizadoLocal

Más contenido de tu interés