null: nullpx
Violencia

Discurso de Trump deja un sinsabor en Chicago

"La mejor pregunta es si el presidente se preocupa lo suficiente por la violencia en nuestra ciudad”, comentó el alcalde Rahm Emanuel.
1 Mar 2017 – 8:55 AM EST

CHICAGO, Illinois. El presidente Donald Trump no pierde oportunidad para hablar sobre la violencia en la Ciudad de los Vientos y en su primer discurso ante el Congreso volvió a tocar el tema.

“En Chicago, más de 4,000 personas fueron baleadas el año pasado solamente y la tasa de asesinatos en lo que va de año ha sido aún mayor. Esto no es aceptable en nuestra sociedad”, comentó el presidente al hablar del aumento de la tasa de homicidios en Estados Unidos desde el 2015.

Según la base de datos del Chicago Tribune, se registraron 4,367 heridos en tiroteos en Chicago el año pasado y suman ya 518 heridos en balaceras en lo que va del 2017. El 2016 terminó con 785 asesinatos y en los primeros dos meses del año suman 103 homicidios. Uno más de los registrados en la ciudad para esta fecha el año pasado.

De acuerdo con números dados a conocer hoy por las autoridades, en lo que va del año se habrían registrado 94 asesinatos, en comparación con 98 en el mismo período del año anterior. La policía también reportó 167 incidentes de tiroteo en febrero, en comparación con 162 en el mismo período del 2016 y se habrían registrado 399 tiroteos en total en lo que va de año, en comparación con 404 en el mismo punto del 2016.

Desde su campaña por la presidencia, Trump ha comentado repetidamente sobre el aumento de violencia en la ciudad y en un momento dado amenazó con enviar a los federales si la ciudad no paraba lo que llamó una “carnicería” de asesinatos.

Por lo que el Rahm Emanuel respondió a sus comentarios de anoche con el mensajes de que la ciudad está haciendo esfuerzos para combatir el crimen y cuestionó la sinceridad de la preocupación del presidente en la materia.

“Tenemos claros los problemas de seguridad pública que enfrentamos, mientras muchos vecindarios no han visto un solo asesinato este año, la violencia armada está plagando barrios al sur y al oeste de la cuidad… Hemos solicitado repetidamente a la administración una mayor integración y recursos de la aplicación de la ley; una mayor prioridad en los procesos penales federales y la restauración de fondos a programas de mentoría y de empleo para después de la escuela y de verano que han demostrado ser alternativas positivas para nuestros jóvenes”, expresó el alcalde en un comunicado.


“Siempre estaré listo con esta lista cada vez que el presidente lo pida. La mejor pregunta, sugiero, es si el presidente se preocupa lo suficiente por la violencia en nuestra ciudad para hacer algo más que hablar o mandar un tweet al respecto”, agregó.

Tammy Duckworth, senadora de Illinois comentó que el presidente se centró en retóricas peligrosas y tiene “...una comprensión profundamente errónea de las causas de la violencia armada en Chicago y en todo el país. Esta noche fue una oportunidad para que cumpliera sus promesas al pueblo estadounidense, para respaldar su retórica con la acción. Él no hizo nada, y sus promesas rotas están empezando a sumar”.

Por su parte, el congresista Luis Gutierrez mandó una declaración haciendo referencia al mensaje recurrente del presidente de que Chicago es un ‘infierno mortal’.

“Encuentro injusta su caracterización de Chicago como un infierno mortal, sobre todo porque no creo, ni por un instante, que Trump quiera hacer algo significativo para los residentes de nuestra ciudad, nada para invertir en empleos o en calles más seguras. Fue un golpe gratuito para nuestra ciudad y me molesta”, expresó Gutiérrez en un comunicado.

La última referencia de Trump a Chicago ocurrió horas después de que Jeff Sessions, procurador general, señalara que la investigación de la administración Obama sobre la conducta de la policía de Chicago estaba basada en entrevistas circunstanciales y aclaró que aún no ha decidido si continuara con el proceso de negociación de las reformas recomendadas por el pasado Departamento de Justicia sobre el Departamento de Policía de Chicago (CPD).

Sessions comentó que estaba preocupado de que la policía se está retirando de sus funciones de aplicación de la ley, porque se preocupan por meterse en problemas si cometen un error.

"Tenemos que ayudar a los departamentos de policía a mejorar, no a disminuir su efectividad, y me temo que hemos hecho algo de eso", dijo Sessions en una reunión de fiscales generales del estado.

El lunes pasado, Sessions se negó a decir si su Departamento de Justicia se comprometería a buscar un decreto federal de consentimiento con el CPD.

Lea también: Presentan nuevas herramientas para combatir la violencia en las calles de Chicago

Presentan nuevas herramientas para combatir la violencia en las calles de Chicago

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés