null: nullpx
Violencia

Chicago alcanza 500 asesinatos en lo que va del año

La ciudad supera las cifras de asesinatos en Nueva York y Los Ángeles y está pronta a superar los 600 homicidios en 2016, una cifra inédita desde el 2003.
6 Sep 2016 – 5:58 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Albertano Madrano salió a pasear con su familia para disfrutar del fin de semana del día del trabajo, pero el paseo se convirtió en tragedia cuando quedó en el medio de una balacera entre dos vehículos en un barrio del oeste de Chicago.

Madrano, padre de cuatro hijos, murió.


El incidente que ocurrió pasadas las 4 pm del lunes es uno de los 13 asesinatos que ocurrieron este fin de semana en Chicago. Esta ciudad ya pasó los 500 homicidios en lo que va de 2016 y superó las cifras de 2015, cuando se registraron 491 asesinatos.

Para poner las cosas en perspectiva, de acuerdo con el Chicago Tribune, en Los Ángeles o Nueva York, cuya población combinada es cuatro veces mayor que la de Chicago, las cifras de asesinatos son mucho menores. Hasta el 21 de agosto se registraron 222 homicidios en Nueva York y 176 homicidios en Los Ángeles. Las dos ciudades, en conjunto, acumulan 398 homicidios.

El verano aún no ha terminado, pero agosto, con 85 asesinatos, pasó a la historia como el mes con más asesinatos en cerca de 20 años. Chicago no había vivido un mes así desde octubre de 1997, cuando se registraron 79 homicidios.

De acuerdo con Eddie Johnson, superintendente de la policía de Chicago, el aumento en la violencia tiene muchos factores, desde falta de leyes más duras sobre el uso de armas hasta la pobreza en barrios al oeste y sur de la ciudad.

“No es un tema de la policía, se trata de una situación social. Barrios pobres, gente sin esperanza es la que hace este tipo de cosas”, dijo Johnson en rueda de prensa este martes. “Muéstrenme un hombre sin esperanza y yo les mostraré a un hombre capaz de levantar un arma y hacer cualquier cosa”.

La ciudad está en camino de registrar más de 600 homicidios para el 2016, cifras que no había alcanzado desde el año 2003.

En los 90, en medio de la violencia de las pandillas impulsada por la epidemia de la cocaína, Chicago registraba regularmente más de 700 muertes por año.

Lea también:


Más contenido de tu interés