null: nullpx
Explosiones

Tras explosiones, piden que jefe interino de la policía de Austin se quede con el cargo

En las últimas semanas, Brian Manley buscó calmar a los residentes de la capital de Texas, mientras les pedía mantenerse vigilantes. La investigación de la policía en alianza con agencias federales llevó a las autoridades hasta el principal sospechoso, quien murió el miércoles al detonar una de sus bombas.
21 Mar 2018 – 05:27 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Horas después de la muerte del principal sospechoso de las explosiones de las últimas semanas en Austin, varios funcionarios están abogando para que el jefe interino de la policía, Brian Manley, se quede al mando del departamento.

"Nuestra comunidad ha pasado por la que podría considerarse la crisis más grande de seguridad pública que hemos experimentado como comunidad", señaló Delia Garza en el boletín del Concejo de la ciudad. "Mientras muchos seguían las noticias desde la seguridad de sus hogares, pero en vilo, los hombres y mujeres de la policía corrieron hacia las bombas y explosiones".


Manley fue desigando como jefe interino en noviembre del 2016 cuando Art Acevedo dejó el cargo para liderar el departamento de policía de Houston. En las últimas semanas, ha sido el rostro más público de la investigación que llevó hasta Mark Anthony Conditt, un joven de 23 años, quien falleció cuando explotó una de sus bombas mientras las autoridades los rodeaban.

Se cree que Conditt es el responsable de los cuatro explosiones que aterrorizaron a Austin este mes. Otro de sus artefactos estalló en un centro de FedEx en las afueras de San Antonio, pero iba dirigido a la capital texana, según las autoridades.

En un tuit, Acevedo agradeció al equipo por su trabajo y se sumó a quienes piden que su designación permanente en el cargo.


Otro concejal Lesile Pool respaldó la propuesta de Garza y aseveró que espera que el administrador de la ciudad Spencer Cronk lo designe pronto en el cargo.

Sin embargo, Manley y el departamento recibieron críticas durante la pesquisa por haber afirmado que la primera explosión, que mató a Anthony Stephen House, de 39 años, era un caso aislado y no había peligro para el público.

De hecho, la semana pasada el jefe interino pidió disculpas en una reunión comunitaria porque la policía sugirió que podía incluso tratarse de un suicidio y algunos se preguntaron si se había tratado el estallido que mató a un afroamericano en un área menos pudiente de la ciudad con la seriedad que merecía, reportó el Austin-Statesman.

Manley ha defendido las acciones del departamento argumentando que la evidencia en ese momento los llevó a catalogarlo como un incidente único. Tras los estallidos del 12 de marzo, cientos de agentes federales y estatales se sumaron a la investigación, que se convirtió en centro de atención de la policía.

Manley, un nativo de Austin, ha estado en el departamento durante casi tres décadas y era jefe de personal del departamento cuando Acevedo asumió la jefatura de la policía de Houston.

También se desempeñó como asistente del jefe de la policía. Se graduó de la Universidad de Texa con un diploma en finanzas y luego obtuvo una maestría en liderazgo organizacional en la universidad St. Edwards. Desde su entrada al departamento como oficial de patrullaje en 1991 fue escalando y en el 2012 fue nombrado asistente del jefe de la policía.

Tras su designación transitoria, prometió transparencia y continuar con la visión de Acevedo. Al igual que él, se opuso a la aprobación de la ley SB4, que castiga a las localidades que limiten su cooperación con agentes migratorios.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:ExplosionesLocalPolicíaTexas

Más contenido de tu interés