null: nullpx
Manifestaciones

"Pónganse en mis zapatos": el mensaje de una niña de 11 años a legisladores texanos a favor de la ley que prohíbe las ciudades 'santuario'

Cientos de personas se reunieron en el Capitolio de Texas para pedir que la propuesta de ley SB4 que busca el fin de las ‘ciudades santuario’ sea rechazada en la Cámara de Representantes. La propuesta ya fue aprobada en el Senado.
28 Feb 2017 – 3:13 PM EST

AUSTIN, Texas.- Una vez más, el mensaje de una niña volvió a ser protagonista en una protesta realizada en Texas a favor de los derechos de los inmigrantes.

Jalyn Castro, una pequeña de 11 años originaria de la ciudad de Arlington en el norte de Texas, envió un fuerte mensaje a los legisladores texanos en el que les pidió que se “pusieran en sus zapatos” y que “no separaran a ninguna familia” durante el evento ' 'Todos Somos Texas'. Día de Acción por los Derechos de los Inmigrantes (Texas Together: A Day of Action For Immigrant and Refugee Rights ).

El sábado pasado, durante la marcha "No Restricciones, No Muros", otra niña de 11 años tuvo un papel protagónico aunque no estuvo presente. Un concejal que se pronunció ante la multitud de miles de manifestantes relató el drama de la pequeña cuando autoridades migratorias llegaron a su casa en busca de su mamá.

En la marcha de este martes, cientos de personas, la mayoría adolescentes y jóvenes de todo el estado, llegaron hasta el Capitolio en Austin para protestar en contra de la propuesta de ley SB4 que busca terminar con las ciudades 'santuario'.

Aunque la iniciativa ya fue aprobada en el Senado estatal y se anticipa que logrará convertirse en ley, los manifestantes todavía esperan hacer cambiar de parecer a algunos legisladores.

Esa por lo menos es la esperanza de la niña Jalyn, que leyó ante la multitud la siguiente carta escrita por ella misma:

“Mi nombre es Jalyn Castro. Tengo 11 años. Soy una ciudadana estadounidense… y soy la más joven de una familia de cuatro. Estoy aquí para decirles que las leyes antisantuario que requieren que todos los agentes del orden pregunten por el estatus migratorio destruirán a mi familia. No quiero que la Policía ayude a ICE. Para mí, eso significa que mi familia está en peligro, especialmente mi papá… Lo veo llegar a casa cansado, lleno de polvo y nunca lo escucho quejarse. Yo, como cualquier otro niño amo a mi papá y no quiero que desaparezca. Mi papá me lleva a la escuela en la mañana y solía llevarnos a todos lados. Ahora, mi hermano más grande debe hacerlo. Mientras estoy en la escuela tengo miedo… Estoy muy asustada de que un día llegaré a casa y mis padres no estén ahí porque ICE se los llevó. Estoy pidiendo a todos los oficiales electos en la legislatura de Texas que por favor se pongan en mis zapatos y piensen en cómo se sentirían si los separaran de sus hijos y de su familia. Por favor no separen a mi familia ni a ninguna otra”.

En su mensaje también pidió a otros niños de familias inmigrantes que participen en las manifestaciones. “Quiero pedirles a otros niños como yo que levanten la voz, que eleven su voz para luchar en contra de que nuestras familias sean separadas. Dios les dio una voz, una voz lo suficientemente fuerte para proteger a nuestras familias”, agregó.

El mensaje de Jalyn fue apoyado por la multitud que se preparaba para entrar al Capitolio de Texas para pedirles a legisladores estatales que no apoyen la medida SB4, que pretende retirar los fondos estatales a los gobiernos locales e instituciones que no cooperen con las autoridades de inmigración.

Los participantes en la manifestación viajaron de diversas ciudades en todo el estado como Dallas, Fort Worth/Arlington, San Antonio, El Paso, Houston y otras.

Rocío Ramírez, otra jovencita hija de padres indocumentados, viajó desde Houston para apoyar la marcha y para levantar su tímida voz en frente del capitolio texano.

“Soy una estudiante de preparatoria. Estoy en el 10% de los mejores alumnos de mi generación. Mi papá llegó a Estados Unidos hace 30 años. En ese tiempo abrió una joyería”, dijo Ramírez con la voz entrecortada. “Fue deportado hace no mucho… quiero pedirles que sigamos luchando, no quiero que ninguna de sus familias tenga que pasar por lo que yo estoy pasando”, agregó la estudiante.

Luego de su testimonio, la multitud respondió con un cantico en inglés y en español de “¡No estás sola! ¡No estás sola!”.

En la reunión participaron líderes regionales y miembros de diversas organizaciones que pertenecen a la Alianza de Texas para una Reforma Inmigratoria (RITA) como ACLU of Texas, ARISE, Rio Grande Valley, Rio Grande Valley, FIEL (Houston), Mi Familia Vota y Colectivo Derechos de Migrantes (Houston), entre otras.

El movimiento inició en el Concilio de Austin desde donde decenas de personas marcharon hacia el Capitolio de Texas. Ahí se reunieron con otros grupos de manifestantes para compartir historias, escuchar música y lanzar canticos en favor de la comunidad inmigrante. Posteriormente, se reunieron con legisladores dentro del capitolio para pedirles que voten en contra de la propuesta SB4 que será votada en la Cámara de Representantes.

Vea también:


12 líderes texanos que tienen una posición favorable frente al tema de la inmigración

Loading
Cargando galería

Relacionados:

Más contenido de tu interés