Inmigración

Jeff Sessions alaba dura ley migratoria de Texas y arremete contra las "ciudades santuario"

Durante una visita a Austin, el fiscal general aseguró que el futuro de la legislación SB4 de Texas, que prohíbe políticas que limiten la cooperación con ICE, es importante para la "integridad" del sistema migratorio del país. Organizaciones proinmigrantes lo recibieron con una protesta.
20 Oct 2017 – 12:09 PM EDT

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, enfatizó el viernes el endurecimiento de la política migratoria bajo el presidente Donald Trump, en un discurso enfocado en presentar a las llamadas ciudades santuario como una amenaza para la seguridad pública y, una vez más, destacar crímenes cometidos por indocumentados.

El presidente “se presentó en su campaña como un candidato de la ley y el orden, y ahora está gobernando como un presidente de la ley y el orden”, aseguró Sessions, quien visitó Austin, capital de Texas, para reunirse con representantes de agencias del orden locales y estatales. “Finalmente estamos enfrentando seriamente a la inmigración ilegal”.

En su discurso, el fiscal aseveró, como ha dicho en el pasado, que “las políticas santuario disminuyen la autoridad moral de la ley” y que el gobierno no debe aprobar subvenciones a las jurisdicciones que tengan políticas que permitan que "extranjeros criminales" sean liberados.

Ante las amenazas del fiscal general de recortar fondos federales, Chicago, California y otras jurisdicciones han presentado demandas; pero en Texas Sessions volvió a subrayar que el dinero de los contribuyentes no debe destinarse a localidades que, a su juicio, tienen políticas santuario.


Aprovechó entonces para felicitar al gobernador y a los legisladores texanos que este año aprobaron la llamada ley antisantuario SB4, considerada por muchos como la legislación migratoria estatal más dura del país. La medida veta políticas, formales o informales, que limiten la cooperación con el Servicio para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

Sessions destacó que el Departamento de Justicia presentó un documento en apoyo al estado, en el proceso legal en contra de la SB4. Dallas, Houston, Austin y otras localidades demandaron a Texas bajo el argumento de que la legislación es anticonstitucional.

“Creemos que el resultado (del proceso legal) es importante no solo para el estado de Texas sino para el interés nacional y la integridad de nuestras leyes de inmigración”, aseguró el fiscal, quien se mostró confiado en que el estado saldrá victorioso.

A las afueras de la Oficina de la Fiscalía de los EE.UU. para el Distrito Occidental de Texas, grupos protestaban en contra de Sessions y las políticas del gobierno.

“Vete de aquí”, el grito de manifestantes a Jeff Sessions durante su visita a Austin

Loading
Cargando galería


La organización proinmigrantes Grassroots Leadership organizó una protesta llamada “No en nuestra ciudad”.

"Sabemos que la verdadera razón por la que Sessions viene a Austin es para desafiar a la comunidad mientras luchamos para asegurarnos de que Austin sea una Ciudad Santuario para todos", dijo Claudia Muñoz, directora de programas de inmigración de Grassroots Leadership. "No es bienvenido en nuestra ciudad".


Sessions, conocido por sus políticas de mano dura en inmigración, fue quien anunció el fin del programa DACA a principios de septiembre. En su discurso afirmó que la "amnistía" migratoria ejecutiva "negó empleos a cientos de miles de estadounidenses permitiendo que esos mismos trabajos fueran a extranjeros ilegales".

Más información en breve.

Vea también:

RELACIONADOS:InmigraciónComunidadTexasLocal

Más contenido de tu interés