null: nullpx
Racismo

Universitarios queman libro de autora latina tras acalorado debate sobre el "privilegio blanco"

Jennine Capó Crucet, quien es profesora asociada en la Universidad de Nebraska y colaboradora de The New York Times, protagonizó una acalorada sesión de preguntas y respuestas en la Georgia Southern University esta semana sobre una de sus novelas, en la que aborda cómo es pertenecer a una minoría en un mundo predominantemente anglosajón. Algunos no lo tomaron a bien y se volcaron a redes sociales con perturbadoras imágenes. Ella no se quedó callada.
11 Oct 2019 – 11:45 AM EDT

STATESBORO, Georgia. Una autora de ascendencia latina protagonizó un acalorado debate esta semana con estudiantes universitarios, el cual llevó a que algunos quemaran uno de sus libros, en el cual critica el denominado "privilegio blanco".

El incidente fue documentado por The George-Anne, el periódico estudiantil de Georgia Southern University (GSU), ubicada en Statesboro, unas 207 millas al sureste de Atlanta.

De acuerdo con el medio, Jennine Capó Crucet, una autora de ascendencia latina que creció en Miami, Florida, fue invitada para hablar en un auditórium con estudiantes acerca de su libro "Make Your Home Among Strangers", el cual es analizado en una cátedra en el centro de estudios.

La novela trata sobre una joven hispana que es aceptada en una prestigiosa universidad y debe lidiar con una atmósfera predominantemente anglosajona.

El denominado "privilegio blanco" es un concepto que genera controversia porque argumenta que las personas blancas cuentan con una ventaja injusta e inconsciente a nivel social, la cual les da acceso a recursos y poder casi de forma automática, en relación a sus contrapartes de otros grupos, como afroamericanos o hispanos.

Organizaciones que luchan contra el racismo y la intolerancia en Estados Unidos, como el Southern Poverty Law Center, han creado proyectos específicos para analizar y discutir esta condición.

Durante la sesión de preguntas y respuestas en Georgia Southern University, varios estudiantes cuestionaron a la escritoria, quien también es profesora asociada en la Universidad de Nebraska y colaboradora de The New York Times, sobre sus puntos de vista sobre la gente blanca, indicó el periódico.

Uno le dijo "qué te hace creer que está bien de que vengas a un campus universitario, como este, cuando se supone que debemos promover la diversidad, lo que nos están enseñando. No entiendo cuál fue el propósito de eso".

Capó Crucet contestó que "vine aquí porque me invitaron y hablé acerca del privilegio blanco porque es algo real y ustedes, de hecho, se están beneficiando de él en este preciso momento al hacer esa pregunta".

Horas después del acalorado debate, una joven subió un video a Twitter en el que denunciaba que algunos jóvenes estaban quemando el libro de la escritora.

"Luego de que la autora viniera a mi escuela a hablar sobre esto... estas personas decidieron quemar su libro porque 'fue malo y eso es malo hablar de raza'. La gente blanca necesita darse cuenta que ellos son el problema y su privilegio es tóxico. La autora es una mujer de color", escribió la denunciante.


Capó Crucet luego denunció en Twitter otros mensajes que recibió y que fueron borrados posteriormente. Capturas de pantalla donde se muestra el libro roto fueron posteriormente publicadas en la red social.


Mediante un comunicado enviado a Noticias 34 y publicado en Twitter, Capó corroboró lo ocurrido durante la jornada y lo catalogó como algo "surrealista y extraño".

"Este libro comenzó como un acto de amor y un intento de tener un entendimiento más profundo", dijo la autora. "Espero que GSU pueda actuar desde el mismo lugar y trabajar para afirmar la humanidad de esos estudiantes quienes podrían, de forma entendible, sentirse inseguros luego de un evento donde se quemaron libros, y que el campus continúe la conversación difícil y necesaria que comenzó en ese auditórium".

El centro de estudios dijo a Noticias 34 mediante un correo electrónico que "estamos al tanto de esos reportes. Mientras que nuestros estudiantes pueden ejercer sus derechos de la Primera Enmienda, la quema de libros es algo que no está en línea con los valores de Georgia Southern ni fomenta el discurso civil y el debate de ideas".

TE PUEDE INTERESAR:

En fotos: Supremacistas blancos se reúnen en Draketown, Georgia

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Racismo

Más contenido de tu interés