null: nullpx
Política

Rechazo a ley que prohíbe abortos en Georgia encuentra un inesperado aliado: la industria del cine y la TV

Netflix, Disney y Warner Media se oponen a la llamada ley del primer latido cardíaco. Estas compañías reportan miles de millones de dólares en ingresos al año para el estado, que ofrece grandes incentivos fiscales a las empresas que producen sus proyectos en la región.
30 May 2019 – 04:20 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

ATLANTA, Georgia.- El rechazo a una de las leyes más restrictivas contra el aborto en Estados Unidos ganó tres aliados inesperados esta semana, luego de que Netflix, Disney y Warner Media dijeran que podrían reconsiderar producir sus trabajos audiovisuales en Georgia si la normativa entra en vigor el 1 de enero de 2020.

Este jueves, Warner Media, la empresa cuyas subsidiarias incluyen Turner, HBO y Warner Bros, dijo en un comunicado que "miraremos de cerca la situación y, si la nueva ley prevalece, vamos a reconsiderar si Georgia será la casa de cualquier producción nueva". Netflix hizo un anuncio similar el martes que fue secundado al día siguiente por el presidente ejecutivo de Walt Disney Co, Bob Iger, que declaró que sería "muy difícil" para la empresa continuar filmando en Georgia.

Las declaraciones meten presión al gobernador Brian Kemp, quien firmó la HB 481 a inicios de mayo, a pesar del clamor de organizaciones locales, actores y grupos a favor del derecho al aborto.


La medida, conocida como la "Heartbeat Bill" o ley del primer latido cardíaco, fue aprobada por los legisladores estatales, la mayoría republicanos, a finales de marzo, y dicta que no se podrán interrumpir los embarazos luego de que un médico detecte latidos de corazón en el feto.

Con la firma de la ley, Georgia se unió a varios estados que han restringido la práctica en un intento por establecer un caso y desafiar la legalidad de los abortos en el país ante la Corte Suprema, cuya composición de magistrados ahora es dominada por conservadores luego de que el presidnete Trump designó los últimos dos, uno por muerte y otro por retiro.

Las mujeres en el estado actualmente pueden interrumpir el embarazo durante las primeras 20 semanas de gestación. Un latido cardíaco se puede detectar en un feto tan pronto como seis semanas. A la hora de firmar la normativa, Kemp dijo que la medida podría afrontar desafíos legales en los tribunales.

Georgia representa para la industria del cine uno de los estados que ofrece más incentivos a las empresas que buscan producir sus proyectos. Las compañías pueden obtener hasta un 30% de créditos fiscales, con lo que pueden ahorrar costos de producción.

En el año fiscal 2017, las compañías que filmaron o grabaron sus producciones en Georgia aportaron 2,700 millones de dólares a la economía del estado, de acuerdo a datos de la Oficina del Gobernador.

Pero esta cifra pudiera bajar. Netflix advirtió este martes que reconsiderará producir en Georgia si su ley antiaborto entra en efecto, convirtiéndose en el primer gran estudio de Hollywood en criticar la polémica medida.

"Tenemos muchas mujeres trabajando en producciones en Georgia, cuyos derechos, junto a los de otras millones de personas, serán restringidos por esta ley", dijo el jefe de contenidos de Netflix, Ted Sarandos, en un comunicado a Variety.

Netflix produce allí 'Stranger Things', 'Ozark' e 'Insatiable', con Alyssa Milano, una de las voces que lidera el llamado al boicot contra el estado si la ley es puesta en práctica.

Mientras que series famosas como 'The Walking Dead' son ampliamente conocidas de ser producidas en Atlanta, otras grandes producciones de Hollywood también son rodadas en locaciones del estado.

En años recientes destacan dos de las últimas producciones del Universo Cinematográfico de Marvel, con "Avengers" y "Avengers: Endgame".


Actores como Jason Bateman, Alec Baldwin, Judd Apatow, Don Cheadle, Ben Stiller, Mia Farrow y Amy Schumer se han unido al llamado de Milano.

Disney es la responsable de producir filmes taquilleros que, en caso de no llegar al estado, podrían asestar un duro golpe a la industria y los empleos en el sector.

La semana pasada, el gobernador Kemp visitó el segundo estudio de producción más grande del país, con sede en Fayetteville, Georgia, y se reunió con estudiantes de la Georgia Film Academy.

Durante el encuentro aseguró que continuará "empujando políticas que apoyen a los generadores de empleo y motiven la inversión en nuestro estado".

Kemp fue criticado tambien por la excandidata demócrata a la gobernación de Georgia, Stacey Abrams, quien aseguró en Twitter que "Georgia está a punto de perder Netflix y Disney. Esto significa la pérdida de empleos para carpinteros, estilistas, trabajadores del sector de la alimentación y cientos de pequeños negocios que crecen aquí".

"Miles de millones de inversiones económicas se van a estados que están ansiosos de dar la bienvenida al cine y a proteger a las mujeres", dijo Abrams.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Política

Más contenido de tu interés