null: nullpx
Inmigración

Un padre y su hijo diagnosticados con cáncer enfrentan el temor de ser deportados

La familia huyó de El Salvador por las amenazas de las pandillas, en Estados Unidos el padre y su hijo de 9 años fueron diagnosticados con la enfermedad. En tres meses tienen la cita con un juez de inmigración.
13 Jul 2017 – 3:11 PM EDT

PHOENIX, Arizona. – Una familia que emigró de El Salvador ante las amenazas de las pandillas enfrentan ahora un drama, el padre y el hijo fueron diagnosticados con cáncer y temen ser deportados en cualquier momento.

Carlos Antonio Godoy, el padre de familia que pacede de cáncer relató que se vieron obligados a dejar su país en el 2014 después de recibir una amenaza de las pandillas que les exigian pagar una 'cuota' para seguir viviendo en su casa.

“Nos llegaban a molestar que les diéramos dinero y ya nos llegó una amenazada que nos querían matar. Mi mamá estaba acá le conté y me mando a traer a mi primero”, contó Godoy.

Al cruzar la frontera fue detenido por la Patrulla Fronteriza y posteriormente liberado con la condición de presentarse ante un juez de inmigración.

Después de obtener su libertad, consiguió un abogado de inmigración que le dijo que podría solicitar un asilo político para la familia.

Su sueño de un mejor futuro en este país se detuvo a los pocos meses de haber llegado cuando se enfermó y tuvo que ser llevado de emergencia a un hospital en Phoenix.

“Me dijeron que tenía cáncer en el testículo y que me tenían que hacer cirugía urgentemente", contó Godoy.

El inmigrante salvadoreño recibía el tratamiento contra la enfermedad y cuando pensaba que todo iba bien, en mayo pasado, días antes de presentarse a la cita con el juez de inmigración, su hijo de 9 años fue diagnosticado con la penosa enfermedad.

“Empezó a vomitar, me llamaron de la escuela porque estaba vomitando y lo llevamos de emergencia”, explicó Fanny Carolina Amaya, madre y esposa de los afectados.

El menor también debía presentarse ante el juez pero debido a que se encontraba en cuidados intensivos el día de la cita solo se presentó Godoy.

“Siempre le dejan la cita cada año y esta vez se las dieron para octubre entonces corremos ese miedo que los vayan a deportar, más por su salud”, comentó Amaya.

El menor expresó su interés de permanecer en Estados Unidos porque piensa que estando aquí se puede curar.

La familia busca que les otorguen un beneficio migratorio para continuar su tratamiento médico en Estados Unidos y seguir una vida en este país donde afirman que se sienten seguros.


En fotos: Un día en la rutina de arrestos de ICE en la era de Donald Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés