null: nullpx
Inmigración

La Patrulla Fronteriza abrirá centro de procesamiento temporal para menores y familias en Texas

Ante el incremento en el cruce de indocumentados, la mayoría centroamericanos, la agencia evalúa la apertura de más instalaciones.
18 Nov 2016 – 7:50 PM EST

TUCSON, Arizona - La agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) abrirá un nuevo centro de procesamiento temporal para menores y familias ante el incremento en el número de detenciones de las últimas semanas.

“Estamos organizando unas instalaciones temporales en el puerto de entrada Tornillo, para proveer capacidad adicional para las unidades familiares y los menores no acompañados que están bajo custodia de CBP en los puertos de entrada y estaciones de la Patrulla Fronteriza del área”, dijo Roger Maier, vocero de CBP en El Paso.


El sitio temporal, que abrirá la próxima semana, podrá albergar hasta 500 personas. Con la ayuda de los contratistas que se encuentran en el lugar, la CBP se asegurará que todos los detenidos bajo custodia tengan acceso a las necesidades básicas.

Según el vocero, la agencia evaluará si es necesario ampliar las instalaciones de forma regular y están preparados para añadir camas, baños y duchas. El centro temporal estará operando con base en el volumen de personas que están cruzando por el área de El Paso.

La instalación tendrá un espacio adicional para quienes se encuentran bajo custodia esperando ser transferidos a la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) para ser procesados o deportados o al Departamento de Salud y Servicios Humanos.

La agencia afirmó que continúa monitoreando el flujo migratorio.

Dependiendo de cómo se incremente considerarán reabrir las instalaciones de la estación de la Patrulla en Nogales, Arizona, donde recibieron más de 1,500 menores no acompañados cuando se presentó la ola migratoria de 2014.

Cifras de CBP indican que durante el año fiscal 2016, que terminó el 30 de septiembre, fueron detenidos en la frontera 59,692 menores no acompañados y 77,674 unidades familiares, la mayoría de ellos en el Valle de Río Grande en Texas.

El jefe de la Patrulla Fronteriza en ese sector, Manuel Padilla, dio a conocer el pasado lunes que para agilizar el procesamiento de los menores y familias la agencia transfirió temporalmente 150 agentes de las estaciones de San Diego y Tucson para reforzar la frontera de Texas.

Padilla dijo que no podía atribuir el incremento en el cruce a los resultados de las recientes elecciones presidenciales.

La agencia no dio cifras de las detenciones recientes, siendo el último dato de 39,501 unidades familiares que cruzaron en septiembre.

Activistas fronterizos consideran que el incremento en las detenciones se debe a la violencia en los países centroamericanos.


“Realmente creo que el tráfico aumenta en esta época del año, pero se ha intensificado debido a la situación en Centroamérica, no creo que tenga que ver con las elecciones”, dijo Juanita Molina, directora ejecutiva de Border Action Network.

Un grupo de 30 activistas fronterizos se reunió esta semana en El Paso, Texas, para discutir el incremento en el cruce de los menores y familias y las estrategias con las que enfrentarán la defensa de las comunidades fronterizas de cara al nuevo gobierno del presidente electo Donald Trump que inicia el 20 de enero.

Más contenido de tu interés