null: nullpx
Frontera EEUU México

"La Patrulla Fronteriza no está en crisis", dicen autoridades con relación al envío de más agentes al sur de Texas

La decisión de llevar más agentes fronterizos a Texas tiene que ver con la posibilidad de que se presente una nueva ola de inmigración ilegal. Los funcionarios no se atreven a atribuir este hecho a la elección de Donald Trump como presidente.
14 Nov 2016 – 2:17 PM EST

TUCSON, Arizona - La agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) enviará 150 agentes de las estaciones de Arizona y California para Texas ante el incremento en las detenciones en el Valle de Río Grande.

El cruce de menores y familias no se detiene en la frontera sur del país y ante la posibilidad de una nueva ola, la agencia migratoria decidió reforzar el número de agentes en McAllen y Weslaco para que agilicen el procesamiento de inmigrantes detenidos. Los funcionarios no se atreven a atribuir el aumento en la detención de indocumentados a la reciente elección de Donald Trump a la presidencia.


“La Patrulla Fronteriza no está crisis, [esta decisión] es una acción para frenar una eventual ola masiva de inmigrantes”, dijo Manuel Padilla, Jefe de la Patrulla Fronteriza en el Valle de Río Grande, durante una conferencia de prensa.

Las redes criminales facilitan la mayoría de las actividades ilegales transfronterizas y los contrabandistas atacan a los inmigrantes extorsionándolos, exponiéndolos a condiciones deplorables y a menudo atacándolos físicamente y sexualmente, señala un comunicado de la agencia.

Los funcionarios afirmaron que a pesar de que los inmigrantes conocen los peligros a los que se enfrentan deciden seguir confiando su vida a ''estos criminales sin escrúpulos".

Las organizaciones fronterizas afirman que la llegada de familias no se detendrá mientras los problemas sociales en centroamerica no mejoren y más bien tiende a incrementarse.

“La gente está emigrando por necesidad, la violencia que están viviendo en Centroamérica es insostenible para ellos”, dijo Juanita Molina, directora ejecutiva de Border Action Network (Red de Acción Fronteriza).

Molina afirmó que la inmigración es algo ciclicó y cada año cuando cambia el clima en otono se incrementan los números.

"Ya lo habíamos escuchado y es una realidad que siguen llegando menores y familias, la situacion en centoramerica y Mexico esta empeorando y hemos recibido familias aun más desesperadas por el temor que están viviendo", dijo Joanna Williams, directora de políticas de la Iniciativa Fronteriza Kino.

Cifras de CBP indican que durante el año fiscal 2016, que terminó el 30 de septiembre, fueron detenidos en la frontera 59,692 menores no acompañados y 77,674 unidades familiares, la mayoría de ellos en el Valle de Rio Grande en Texas.

Los agentes adicionales de los Sectores de Tucson, San Diego están llegando a los centros de procesamiento en McAllen y Weslaco para incrementar la capacidad de procesar y clasificar a los inmigrantes que son detenidos en la frontera, principalmente los niños no acompañados y unidades familiares.

Más contenido de tu interés