Desapariciones

Forense confirma que placas dentales del cadáver hallado en el Gran Cañón son de hispana desaparecida

Los investigadores aseguran en un 99% que los restos encontrados son los de Diana Zacarías, quien desapareció el pasado 2 de abril mientras realizaba un paseo en esa zona turística.
5 Ago 2016 – 4:29 PM EDT

El Médico Forense del Condado Coconino en Flagstaff, Arizona, confirmó este viernes que las placas dentales de los restos encontrados por los guardabosques en el Gran Cañón pertenecen a Diana Zacarías, la joven hispana desaparecida en abril.

Los investigadores aseguran en un 99% que los restos hallados son de la joven de 22 años, originaria de Natchitoches, Lousiana.

Alejandro Zacarías, padre de Diana y quien viajó hasta el Gran Cañón hace dos meses a buscar a su hija, fue notificado por las autoridades del hallazgo y pidió "privacidad en este momento".

El Parque Nacional del Gran Cañón reportó a través de un comunicado que durante un entrenamiento el pasado 30 de julio, los guardabosques hallaron los restos de quien podría ser la joven desaparecida meses atrás. El hallazgo fue entregado a la oficina forense para confirmar la identidad.


El reporte de las autoridades indica que el cuerpo de Zacarías fue encontrado bajo Pima Point.

Brandon Torres, uno de los guardabosques que participó en el entrenamiento con el grupo que encontró el cuerpo de Diana, dijo que hicieron una búsqueda cercana al lugar donde se recibía la señal de celular de la joven y explicó que el problema que tuvieron es que en el Gran Cañón solo hay una torre, lo cual dificultó la recepción.

"Hace cuatro meses cuando iniciaron los operativos tuvimos que retrasar la búsqueda por el clima, había muchos vientos y nieve en el área", comentó Torres.

El funcionario del parque dijo que en el lugar donde encontraron el cuerpo -en avanzado estado de descomposición- también estaban las pertenencias de Zacarías, pero debido al deterioro de los restos no podían determinar si era hombre o mujer.

Jim Driscoll, alguacil del Condado Coconino, aseguró a Univision Noticias que tras una indagación de las actividades de la joven para determinar qué hizo durante su estadía en Flagstaff, decidieron regresar al parque a buscarla dado que la investigación anterior no arrojó nada. Driscoll añadió que es común que el parque nacional les pida asistencia en casos de desapariciones de turistas.

La última comunicación que la joven tuvo con su familia fue a través de un mensaje de texto en el que respondía a su madre que no iba a ir al aeropuerto para el vuelo de regreso.

"¿Dianita ya vas para el aeropuerto?" escribió la madre a su hija por mensaje de texto. "No, no voy", le respondió Diana a su madre sin darle mayores detalles. Esa fue la última vez que sus padres supieron de ella y a partir de ese momento empezaron una incansable búsqueda para la que se desplazaron hasta el Gran Cañón.

Ellos no perdían la esperanza de que 'Dianita', como llamaban a su hija, se hubiera extraviado y siempre confiaron "en un milagro" para recuperarla con vida. Esta era la primera vez que salía de viaje sola y sus padres han mencionado que la apoyaron para que cumpliera su sueño.

"Nosotros vimos este viaje con esa ilusión que ella tenía, preparándose y comprándose sus botas de hiking, su ropa, su mochila, su chamarra. Era un sueño muy grande de ella y creímos que esto para ella iba a ser un gran reto y que le iba a servir para motivarse personalmente", dijo su padre a Univision cuando estaba realizando la búsqueda en el parque.


Zacarías definió a su hija como una mujer ejemplar, seria, tímida, con muy poca vida social, responsable, perfeccionista y estudiosa.


Lea también:

RELACIONADOS:DesaparicionesMuertesArizonaLocal
Publicidad