Elecciones

El hispano que salvó la vida de Gabrielle Giffords durante un tiroteo busca llegar a la legislatura estatal de Arizona

Daniel Hernández, quien fue voluntario del equipo de trabajo de la ex congresista Gabrielle Giffords y salvó su vida en un tiroteo ocurrido en Tucson, Arizona, busca ser electo a la legislatura de Arizona por el Distrito 2.
25 Ago 2016 – 1:51 PM EDT

El hispano que le salvó la vida a Gabrielle Giffords busca un escaño en la legislatura de Arizona.

Loading
Cargando galería

TUCSON, Arizona - Daniel Hernández, el joven de ascendencia mexicana que fue considerado héroe nacional en 2011 por su valentía al salvar la vida de la congresista demócrata Gabrielle Giffords durante un tiroteo ocurrido en Tucson, busca un escaño en la legislatura de Arizona, uno de los estados más conservadores del país.


Cinco años después del trágico incidente en el que seis personas perdieron la vida y 13 más resultaron heridas (incluyendo a Gifford), Hernández intenta convertirse en asambleísta estatal por el Distrito 2, que representa el sur de Tucson hasta el muro fronterizo en Nogales, Arizona. Un área donde el 53% de la población es latina.

Después de que ocurrió el tiroteo, el joven fue entrevistado por distintos medios de comunicación que reconocían su heróico acto. En ese entonces, expresó que no se sentía un héroe porque que los verdaderos héroes son "aquellos que se dedican al servicio público" y es preciso reservar el calificativo para quienes de verdad lo merecen.

Pensar en aquel hecho de violencia todavía le produce consternación a Hernández. Recuerda que todo ocurrió muy rápido y su primer instinto, a pesar del pánico, fue socorrer a la congresista Giffords.

Esa mañana, la congresista demócrata Gabrielle Giffords se encontraba en un acto público frente a una tienda de autoservicio en Tucson, cuando Jared Lee Lougner, el atacante de 22 años, comenzó a disparar. Lougner fue condenado a cárcel de por vida sin posibilidad de libertad condicional.


Hernández, que lleva ya varios años involucrado en asuntos de política y fue voluntario en el equipo de trabajo de la excongresista Giffords, ha decidio que es momento de demostrar su liderazgo y valentía desde un escenario de servicio público y va a intentar seguir los pasos políticos de la mujer a quien le salvó la vida.

Tomar la decisión de embarcarse en esa aventura política, según Hernández, tuvo que ver con su preocupación por las leyes que se aprueban en Phoenix, sin tomar en cuenta a las comunidades del sur del Arizona.

“Hay partes de Tucson y Nogales que se ven como lugares de otros países donde no hay las mismas oportunidades para nuestros hijos, estamos recortando dinero de las escuelas, no estamos arreglando las calles”, dijo.

Una vez que Hernández inició su campaña empezó a detectar otro problema en su comunidad relacionado con el temor que hay entre los inmigrantes indocumentados ante un eventual triunfo del candidato republicano Donald Trump.

“Veo mucho miedo, no solamente en los que no están de forma ilegal en Estados Unidos, sino en los que están aquí legalmente, que nacieron aquí”, dijo.

Los inmigrantes que no cuentan con documentos para permanecer en EEUU temen a ser deportados a sus países. Y los hijos de esas familias inmigrantes, nacidos en Estados Unidos, están asustados ante la amenaza de deportación de sus padres.

“Tengo casi una década en la política y nunca he visto el miedo que veo ahora”, comentó Hernández.

La estrategia de Hernández para lograr que los votantes lo elijan

Entre sus propuestas se destaca mejorar las escuelas y terminar con la discriminación que existe con niños latinos en instituciones educativas. "Quiero asegurarme de que cualquier niño, sin importar su domicilio, tenga las mismas oportunidades para ser exitoso”, afirmó.

Este joven político tiene también una firme propuesta sobre el tema de control de armas. De hecho, se unió a la lucha que emprendió la excongresista Giffords, tras salvarse del tiroteo.

Hernández no quiere que ninguna familia pase por el terror que vivieron sus padres cuando se enteraron del tiroteo y pensaron que él estaba dentro de las víctimas.

“Quiero asegurarme de que las personas se sienten seguras en Arizona de que no va a llegar alguien a disparar. [Quiero] trabajar para disminuir las muertes por armas de fuego en este estado”, explicó.

Este aspirante latino a congresista estatal de Arizona se esfuerza para que sus electores entiendan que no está en contra de la Segunda Enmienda, pero favorece la propuesta de que haya más regulaciones, especialmente en las ferias de armas.

“Si lo compras en una tienda te hacen revisión de antecedentes pero si es en una feria de armas (Gun Show) en Arizona entonces les dicen que no tienen que mirar la identificación... y hasta para votar hay que presentar una identificación”, argumentó.

Hernández hace parte de la junta del Distrito Escolar de Sunnyside desde el 2011, afirma que conoce las necesidades que tienen los estudiantes y de las escuelas en el sur del estado para tener mejor acceso a la educación.

En las elecciones primarias de este martes tendrá que enfrentarse a dos fuertes candidatos demócratas para quedarse con el escaño del Distrito 2. El primero es Aaron Bauman, originario del Sur de Arizona, quien cuenta con el apoyo del congresista Raúl Grijalva.

La segunda candidata es Rosanna Gabaldón , de raíces mexicanas, quien busca su reelección para esta posición que ocupa desde enero del 2013.

Aunque no se lleve la victoria, el latino quiere convertirse en el ejemplo a seguir para que más jóvenes hispanos se involucren en la política y defiendan las necesidades de su comunidad.

RELACIONADOS:EleccionesArizonaPolíticaTiroteosLocal

Más contenido de tu interés