null: nullpx
Inmigración

Distrito escolar en Arizona quiere ofrecer educación a los niños que han sido separados de sus padres

La junta del Distrito Escolar Unificado de Tucson pidió a sus abogados que investiguen si es posible brindar educación a los cientos de menores migrantes que están bajo custodia del gobierno en las instalaciones administradas por Southwest Key. "El estado migratorio no es un factor: educamos a los niños", expuso una de sus miembros.
25 Jul 2018 – 6:55 PM EDT

TUCSON, Arizona.– El Distrito Escolar Unificado de Tucson (TUSD) investiga si es posible ofrecer educación a los niños migrantes que han sido separados de sus padres en la frontera y ahora están en centros administrados por Southwest Key. Se estima que en estas instalaciones hay alrededor de 300 menores.

El espacio en el que está este centro de detención para menores es una edificación donde anteriormente funcionó un hotel y una vivienda para universitarios, ubicada en 1601 N. Oracle Road, dentro de los límites de este distrito escolar.

De acuerdo con la mesa directiva del TUSD, esta acción es una clara demostración en contra de la política migratoria de 'tolerancia cero' del gobierno Trump. La junta escolar decidió por unanimidad solicitar a sus abogados que investiguen si es posible hacerse cargo de la educación de los niños migrantes que están albergados allí.

Los funcionarios expresaron preocupación por la educación que están recibiendo estos niños en los centros de detención, donde permanecen un promedio de 49 días en custodia de las autoridades federales.

Adelita Grijalva, miembro de la mesa directiva del TUSD e hija del congresista Raúl Grijalva, dijo que el distrito tiene una "obligación moral y ética" de ofrecer este aporte a esos niños.

"No sabemos qué plan educativo reciben. No sabemos si cumple con los estándares estatales. No sabemos si les están enseñando maestros certificados. No tenemos idea. El Distrito Escolar Unificado de Tucson está preparado para ofrecer estos servicios a nuestros niños", afirmó Grijalva.

Para marcar un precedente

Es por esto que ella junto a otros miembros de la junta solicitaron que se analice si pueden obligar al gobierno federal a entregar los niños al TUSD para que continúen con su educación. Con esto el distrito busca sentar un precedente e inspirar a otras jurisdicciones donde se encuentren menores inmigrantes que han sido separados de sus padres para que hagan lo mismo.

"Tenemos una instalación de Southwest Key en Tucson, hay 12 en Phoenix. Así que espero que esta declaración que hacemos aquí pueda enviarse a cualquier otro distrito donde haya otras instalaciones", mencionó la funcionaria.

Kristel Foster, también miembro del consejo directivo, dijo que los niños migrantes detenidos merecen la misma educación que cualquier otro residente de Arizona.

Foster señaló que el TUSD sirve a un gran número de estudiantes en situaciones similares y la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó en 1982 que todos los estudiantes tienen derecho a una educación, independientemente de su estatus migratorio.

"Hay 300 niños allí que residen en nuestro límite. Como distrito, brindamos servicios a estudiantes en hogares grupales, a niños en hogares de guarda, damos servicios a niños sin hogar. El estado migratorio no es un factor: educamos a los niños", enfatizó.

Aunque no es claro si el distrito escolar puede exigir a Southwest Key que permitan ofrecer educación a los niños o si pueden asociarse con una organización no lucrativa para hacerlo, Foster reconoció que hay un precedente, un centro de detención de inmigrantes en Texas se asoció con una escuela autónoma para proporcionar este servicio.

La organización no opera como una escuela chárter, los registros estatales del Departamento de Educación muestran que Estrella Del Norte, el establecimiento de Tucson administrado por Southwest Key, es una "institución de cuidado infantil residencial", no una escuela.

Sin embargo, Southwest Key anunció entre sus vacantes la búsqueda de maestros para sus instalaciones de Tucson.

Jeff Eller, un vocero de Southwest Key, dijo al periódico The Arizona Daily Star que bajo el contrato de la organización con el gobierno federal, se les exige proporcionar seis horas de educación por día. Esa instrucción se centra en el lenguaje, las matemáticas, la geografía, la educación física y las habilidades prácticas de la vida que los niños necesitarán en Estados Unidos, como explicarles el uso de la moneda.

Los legisladores estatales que recientemente realizaron una visita a las instalaciones dijeron que no es claro si la instalación está siguiendo las leyes estatales y federales sobre educación y enseñando según los estándares de Arizona o si simplemente se dedica al cuidado de niños a largo plazo.

Vea también:


Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés