null: nullpx
Inmigración

Denuncias de abuso de menores obligaron al cierre de un albergue de inmigrantes en Arizona

Tras los reportes de que empleados del centro abusaron físicamente de tres niños, fueron clausuradas las instalaciones Hacienda del Sol en Phoenix, operada por Southwest Key, y los menores fueron trasladados a otros centros de la compañía en el estado.
10 Oct 2018 – 5:25 PM EDT

TUCSON, Arizona. - Uno de los centros que albergan niños inmigrantes administrados por Southwest Key cerró sus instalaciones tras el reporte de que empleados abusaron de tres menores, informaron funcionarios federales.

Las instalaciones de Hacienda del Sol, en Phoenix, que albergaban a menores detenidos en la frontera, cerraron este viernes, mientras estaban a la espera de ser entregados a sus familiares o patrocinadores.

El contratista federal despidió a los empleados después de un incidente que se presentó el pasado 18 de septiembre, según una declaración del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Los detalles de cómo ocurrió el abuso y la identidad de los empleados involucrados no se dieron a conocer.

“Las instalaciones en Hacienda Del Sol fueron cerradas debido a un incidente no especificado”, dijo Jeff Eller, vocero de Southwest Key. Añadió que están trabajando para capacitar nuevamente a su personal.

Todos los niños que se encontraban en estas instalaciones fueron reubicados en otros refugios de la compañía en el estado en un termino de 10 días.

El cónsul de El Salvador en Arizona, Germán Álvarez, dijo que no fue notificado del cierre. A él solo le dijeron que el personal al cuidado de los niños se encontraba en una capacitación.

Álvarez mencionó que en esas instalaciones de Phoenix se encontraban 12 menores salvadoreños a la espera de ser reunificados con sus familiares.

Southwest Key Programs es una compañía con sede en Texas que recibió un pago de medio billón de dólares en el año fiscal 2018 para alojar a niños inmigrantes en varios estados bajo un contrato federal. En Arizona tienen 13 instalaciones.

La compañía ha estado bajo un intenso escrutinio en los últimos meses desde que se dio a conocer la política de Cero Tolerancia de la administración Trump. Cuando los menores fueron separados de sus padres en la frontera, muchos de ellos llegaron a estos centros.

El mes pasado, el Departamento de Servicios de Salud de Arizona (DHS) decidió revocar las licencias de la compañía después de que no cumplieron con los requisitos de verificación de antecedentes de los empleados.

La investigación de estos centros se inició luego de repetidas denuncias de abusos por parte de los empleados de Southwest Key, y después de que las inspecciones estatales encontraron casos repetidos en los que la empresa no había obtenido las verificaciones de antecedentes requeridas, conocidas como tarjetas de aprobación de huellas dactilares de los empleados.

Serie de abusos

Los abusos se convirtieron en una constante en estos centros, cuentan los informes de la investigación. U n ex trabajador de cuidado juvenil acusado de abusar sexualmente de adolescentes fue condenado a mediados de septiembre por siete cargos de contacto sexual abusivo y tres cargos de abuso sexual y recibirá su sentencia el 3 de diciembre.

El abuso ocurrió entre agosto de 2016 y julio de 2017 en la instalación Casa Kokopelli de Southwest Key en Mesa, según muestran los registros judiciales. Levian Pacheco comenzó a trabajar allí en mayo de 2016.


A principios de agosto, un empleado de las instalaciones de Southwest Key en Phoenix fue arrestado bajo sospecha de abusar sexualmente de una niña de 14 años en el centro.

Mira también:

Abrazos, llanto y emoción: las imágenes de los reencuentros entre padres e hijos que han sido separados en la frontera sur

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés