null: nullpx
Juicios

Demandantes califican de 'victoria' la orden de un tribunal de mejorar las condiciones en celdas de la Patrulla Fronteriza

La orden incluye proveer productos de aseo personal, comida, preguntar a los inmigrantes sobre su situación de salud, asegurarse que las celdas estén limpias, los inodoros y los lavamanos funcionen y que la temperatura sea la adecuada.
21 Nov 2016 – 4:24 PM EST

Imágenes de las conocidas “hieleras” donde la Patrulla Fronteriza detiene a los inmigrantes

Loading
Cargando galería

TUCSON, Arizona - La decisión de un juez federal de ordenar a la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) que mejore las condiciones de los centros de detención de la Patrulla Fronteriza en Arizona fue calificada como una ‘victoria’ por los demandantes.


“Estoy contento por esta decisión, este es un primer paso para que mejoren las condiciones de los detenidos en las estaciones de la Patrulla”, dijo Norlan Flores, un inmigrante nicaragüense quien hace parte de la demanda colectiva.


Flores fue detenido en una parada de tráfico en Tucson y trasladado a la estación de la Patrulla Fronteriza donde permaneció por dos días antes de ser trasladado al Centro Detención de Florence, Arizona.

“Esos dos días marcaron mi vida, lo más duro para mi fue el frio, es un frio intenso que no te deja dormir, te da mucha hambre porque no hay comida”, recordó Flores.

Un juez de la corte federal de Tucson determinó en la decisión dada a conocer el viernes pasado que CBP está violando los derechos constitucionales de las personas detenidas en los centros de detención en Arizona. Esto como parte de una orden preliminar en la demanda legal presentada en junio de 2015 en representación de Flores y otros dos inmigrantes por el Centro Nacional de Ley de Inmigración, el Consejo Americano de Inmigración, Morrison & Foerster, la ACLU de Arizona y el Comité de Abogados por los Derechos Civiles.

Los abogados demandaron a la agencia migratoria por las condiciones deplorables en sus celdas que inicialmente fueron diseñadas como instalaciones temporales de detención para inmigrantes.

La evidencia fotográfica de las condiciones se dio a conocer a principios de este año después de que el tribunal rechazó el intento del gobierno federal de ocultarlos.

“Es una orden judicial, no establece tiempo así que tiene que entrar en vigor inmediatamente”, dijo a Univision Nora Preciado, abogada del Centro Nacional de Leyes de Inmigración.

Preciado indicó que la corte ordenó que el gobierno federal debe monitorear las responsabilidades que le acaba de imponer a la Patrulla Fronteriza, las cuales incluyen proveer colchoneras para dormir a las personas que estén detenidas por más de 12 horas, entregar productos de aseo personal para que se puedan limpiar y tener comida. Además, los agentes deben preguntarles sobre su situación de salud, asegurarse que las celdas estén limpias, los inodoros y los lavamanos esten en buenas condiciones y que la temperatura sea la adecuada.

“Ellos tienen que darnos un reporte cada tres meses”, agregó Preciado.

George Allen, asistente en jefe de la Patrulla Fronteriza Sector Tucson, contestó varias preguntas durante audiencia de la semana pasada sobre las acusaciones de inmigrantes indocumentados de ser detenidos por días y no horas, ser forzados a dormir hacinados en el suelo y soportar el intenso frío de las celdas de detención.

Allen atribuyó el tiempo que pasan los inmigrantes indocumentados detenidos en las celdas de la Patrulla Fronteriza al "cambio" en el flujo migratorio.

"Ahora estamos teniendo casos de niños no acompañados, familias centroamericanas, personas pidiendo asilo político, son casos que no se pueden procesar tan rápidamente", dijo Allen frente al tribunal.

Preciado afirmó que esto “no es una excusa” para tener a los inmigrantes detenidos por más de 12 horas.

“En el sector Tucson los números están a la baja y no es una excusa para que estén tardando tanto en procesar a las personas”, enfatizó la abogada.

Las organizaciones legales afirman que este logro llega un buen momento para la comunidad inmigrante.

“Siempre la Patrulla Fronteriza ha actuado como si no tuviera que atenerse a la constitución y esta orden reitera que ni la Patrulla Fronteriza ni estos centros de detención están libres de seguir la constitución”, sostuvo Preciado. “En este tiempo de incertidumbre para nuestra comunidad inmigrante es un buen ejemplo de que la constitución nos protege a todos sin importar el estatus migratorio”.

No obstante, la situación en el cruce de indocumentados por la frontera, especialmente en Texas, sigue en un incremento desmesurado. De acuerdo a las últimas cifras de CBP, en octubre detuvieron un total de 46,195 personas, comparado con 39,501 en septiembre y 37,048 en agosto.

Tan solo en octubre 13, 124 unidades familiares y 6,742 menores solos, la mayoría de ellos centroamericanos, fueron detenidos en la frontera. La semana pasada la Patrulla Fronteriza autorizó el traslado a 150 agentes de Arizona y California a al sector del Valle Rio Grande donde los arrestos superaron las 22,000 personas.

En un comunicado enviado a Univision la agencia migratoria resaltó que “hemos visto un incremento en el número de personas se presentan a los puertos de entrada en la frontera sur buscando asilo”.

Como resultado de esta nueva ola migratoria, actualmente hay cerca de 41,000 personas en los centros de detención de la frontera, normalmente el número varía entre 31,000 y 34,000.

CBP abrió el sábado pasado un centro de procesamiento temporal en El Tornillo, cerca de El Paso, Texas, con capacidad para 500 personas, menores y familias para agilizar el procesamiento.

La Patrulla Fronteriza dijo a Univision que continúa monitoreando el flujo migratorio para determinar si abren otros centros de procesamiento temporales en Texas y el de Nogales, Arizona, donde albergaron a 1,500 menores no acompañados durante la ola del 2014.

“Nuestras fronteras no pueden estar abiertas a la migración ilegal. Por lo tanto, debemos hacer cumplir las leyes de inmigración de acuerdo con nuestras prioridades. Esas prioridades son la seguridad pública y la seguridad fronteriza. Específicamente, priorizamos la deportación de inmigrantes indocumentados que tienen condenas por delitos graves y los detenidos en frontera intentando ingresar ilegalmente al país”, dijo Jen Johnson, Secretario de Seguridad Interna (DHS) en un comunicado.

Más contenido de tu interés