null: nullpx
Logo image
Vix

Un atleta de Uganda escapó de los Juegos Olímpicos para trabajar en Japón: quería una vida mejor

Publicado 22 Jul 2021 – 02:24 PM EDT | Actualizado 27 Jul 2021 – 09:52 AM EDT
Reacciona
Comparte

Mientras que participar en los Juegos Olímpicos es un sueño para miles de atletas, hay otros que prefieren dejarlos atrás para iniciar una nueva vida, como el deportista ugandés Julius Ssekitoleko que escapó de su equipo antes de la competencia.

El domingo 18 de de julio se reportó la desaparición de Julius Ssekitoleko, un atleta originario de Uganda que se encontraba en Japón listo para disputar los Juegos Olímpicos.

A pesar de encontrarse en Tokio, el atleta de 20 años recibió la noticia de que no podría participar en la competencia olímpica por no cumplir con los estándares de la clasificación.

Julius Ssekitoleko formaba parte del equipo de halterofilia o levantamiento de pesas y, según los informes de la Federación Ugandesa, había entrenado muy duro para la competencia. No obstante, el pesista debía regresar a su país natal el 20 julio.

El deportista de origen africano se encontraba en observación después de que dos de sus compañeros dieran positivo en la prueba de covid-19.

Ssekitoleko debía acudir a una nueva prueba para descartar la enfermedad y poder volar de vuelta a casa, pero desapareció del hotel de concentración dejando su equipaje y una nota en la que anunciaba que quería quedarse en Japón a trabajar.

El pesista se llevó un teléfono celular, pero también dejó su pasaporte y en la nota pedía a sus compañeros devolver sus pertenencias a su familia cuando regresaran a Uganda.

Según el resto de atletas ugandeses, la última vez que lo vieron fue el viernes por la noche y su desaparición fue reportada horas más tarde.

El martes 20 de julio se anunció que Julius Ssekitoleko fue encontrado a 40 kilómetros al sur de la ciudad de Nagoya, que está a más de 340 kilómetros de la capital de Japón.

A pesar de encontrarse en otra ciudad, existía una alerta por la desaparición del atleta y se informó que fue visto comprando un boleto de tren.

Ssekitoleko será interrogado por las autoridades locales, pero el Comité Olímpico de Uganda informó que están trabajando con la embajada de su país en Japón para que el atleta vuele de regreso a casa.

Aparentemente, el pesista no recibirá ninguna sanción por parte de las autoridades japonesas, pero se desconocen los cargos a los que se tendrá que enfrentar en su país cuando vuelva.

No es un secreto que el continente africano se encuentra en una situación social complicada en la que la población atraviesa diferentes problemas.

Uganda es uno de los países más pobres del mundo y hay escasez de recursos en diferentes zonas, por la que algunas personas padecen hambruna.

A pesar de encontrarse listo para representar a su país en la máxima competencia deportiva, Julius Ssekitoleko quiso escapar en busca de mejores oportunidades lejos de Uganda, donde su vida es complicada.

Ssekitoleko tuvo que abandonar el sueño olímpico y la esperanza de trabajar en Japón, pues deberá regresar a su vida habitual en Uganda después de haber sido encontrado.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte