null: nullpx
Logo image
Vix

Un astronauta perdió su anillo de matrimonio en el espacio: lo recuperó milagrosamente

Publicado 3 Mar 2021 – 02:15 PM EST | Actualizado 3 Mar 2021 – 02:18 PM EST
Reacciona
Comparte

Las misiones Apollo llevaron a los primeros astronautas a la Luna y uno de ellos perdió su anillo de boda en el espacio, pero la historia tuvo un final feliz.

Neil Armstrong y Buzz Aldrin son recordados como los primeros humanos en pisar la Luna como parte de las misiones Apollo de la NASA.

Sin embargo, no fueron los únicos, pues después de ellos hubo otras 6 misiones de astronautas que lograron alunizar con éxito.

Una de ellas fue Apollo 16, que llevaba a bordo a los astronautas John Young, Thomas Mattingly y Charles Duke.

Charlie Duke tiene el récord de la persona más joven en pisar la Luna a los 36 años y 201 días. Además, formó parte del centro de control durante el aterrizaje de Apollo 11 y del equipo base de Apollo 13.

La misión Apollo 16 fue uno de los viajes más complicados a la Luna porque los astronautas instalarían un rover en el satélite para explorar los cráteres lunares y fue la primera vez que la Luna fungió como observatorio astronómico.

Sin embargo, las tareas de la NASA no fueron la parte más complicada del viaje a la Luna, pues el piloto Thomas Mattingly perdió su anillo de matrimonio durante el segundo día en el satélite.

Según Duke, el anillo flotó sobre los astronautas y nadie pudo encontrarlo, pero Mattingly utilizaba su tiempo libre para buscar la joya en el espacio, pues se notaba preocupado.

A pesar del entrenamiento exhaustivo que reciben los astronautas de la NASA antes de viajar al espacio, el temario no incluye la búsqueda de objetos personales perdidos, por lo que fue el desafío más grande en la carrera de Mattingly y Duke.

El día después de la pérdida, los astronautas orbitaron 24 horas alrededor de la Luna sin encontrar el anillo.

Duke y Young regresaron al satélite, pasaron 3 días en la superficie y se reunieron con Duke al octavo día de misión para regresar a casa.

Los astronautas estaban derrotados por no encontrar el anillo de Mattingly, pero debían hacer una misión más antes de regresar a la Tierra.

El noveno día de viaje, el equipo hizo una caminata espacial a pocos metros de la nave. Duke se puso el traje solo para apreciar el paisaje espacial a 300 mil kilómetros de la Tierra.

«Fue espectacular. La Luna estaba sobre mi hombro izquierdo a unos 80 mil kilómetros de distancia y era enorme. En la parte inferior derecha estaba la Tierra, solo una fina franja de azul y blanco, y estaba hipnotizado», narró Duke.

Sin embargo, la vista espacial no fue lo más espectacular del momento, pues el anillo perdido flotó frente al astronauta.

Debido a la falta de gravedad, Duke no pudo sostener el anillo, así que lo dio por perdido otra vez; sin embargo, el astronauta notó que la joya se acercaba a la cabeza de su dueño.

Mattingly estaba distraído en su misión, así que no se percató que estaba cerca de su anillo, pero Duke lo siguió y, tres minutos después de localizarlo, lo atrapó con su guante en el espacio.

Los objetos pueden perderse con facilidad en el espacio debido a la falta de gravedad; sin embargo, el poder el amor o del destino reunió a Mattingly con su anillo de matrimonio.

Según Duke, las probabilidades de que el anillo regresara eran casi de 0%, pero eso fue lo que sucedió.

«Tú planeas y planeas y planeas, pero siempre aparece algo inesperado y te sorprende», dijo el astronauta.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte