null: nullpx
Logo image
Vix

Si te asustan las turbulencias durante un vuelo, prepárate: ¡podrán volverse peores!

Publicado 14 Mar 2019 – 06:00 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2019 – 06:00 PM EDT
Reacciona
Comparte

A medida que la temperatura de la Tierra continúe elevándose, los aviones más pesados y los vuelos largos ya no podrán despegar en las horas en las que el calor sea demasiado alto. Y el cambio climático es el gran culpable de generar estos cambios.

Y es que, de arriesgarse a despegar en esas condiciones, los aviones podrán verse afectados por turbulencias peligrosas y dificultades para volar. La cantidad de turbulencias severas aumentará circunstancialmente, por lo que muchas modificaciones en la tecnología de los aviones y su peso tendrán que darse para seguir usando este medio de transporte y considerarlo seguro.

Las turbulencias en aviones serán peores

El aumento constante de las temperaturas del planeta como consecuencia del cambio climático afectará el sistema de transporte aéreo en las próximas décadas, según un estudio de la Universidad de Columbia, Estados Unidos. Cuanto mayor sea la temperatura del aire ̣─que aumenta a presión constante─, la densidad del aire disminuirá, así como la sustentación para las aeronaves.

Es por ello que se deberán imponer restricciones de peso a las aeronaves que salen, además de tomar medidas en los aeropuertos con pistas pequeñas y en lugares con temperaturas cálidas o grandes altitudes.

Los vientos de la atmósfera superior por los que viajan los aviones, conocidos como corriente de chorro, son los que han sufrido y sufrirán más consecuencias por el cambio climático. Estos vientos se han ido intensificando cada vez más, lo que provoca mayores turbulencias en los aviones. La solución sería modificar los horarios de los vuelos para aquellos momentos del día en los que las temperaturas no son tan altas y los efectos sobre las corrientes son menores.

Todo esto se explica porque el dióxido de carbono ha aumentado considerablemente en la troposfera, la capa de la atmósfera más cercana a la Tierra, y esta acumulación es la que hace que las turbulencias aumenten. En las últimas décadas ha habido un crecimiento constante de incidentes causados por turbulencias o desperfectos aéreos: sin ir más lejos, la caída de modelos de aviones Boeing 737.

Desde ya los fabricantes de aviones en el mundo están trabajando para poder adaptarlos mejor a las condiciones extremas de vuelo que se avecinan y a las turbulencias severas, pero lo que se olvida es que el problema base está en los cambios de temperaturas de la Tierra provocados por la contaminación y la excesiva explotación de los recursos naturales.

Puedes leer más:

Reacciona
Comparte