null: nullpx
Logo image
ViX

9 curiosidades sobre el diseño de trajes espaciales

Publicado 27 Abr 2014 – 02:00 AM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Para viajar al espacio exterior es necesario tener toda una serie de implementos especiales que permitan resistir las condiciones extremas fuera de la atmósfera terrestre. Los astronautas tienen trajes creados especialmente para ello y, hoy queremos contarte curiosidades sobre cómo se hacen  los trajes espaciales. Comencemos con el recorrido.

9. Los diseñadores son especialistas

Crear un traje espacial requiere de diferentes habilidades y en ello trabajan grupos de diseñadores entrenados para esta tarea. Estos especialistas no solo necesitan conocimientos técnicos, sino que además deben ser muy creativos, mezclando funcionalidad con comodidad. Así, los diseñadores se basan no sólo en conocimientos astronómicos, sino que también toman ideas de otros campos, buscando crear el traje espacial perfecto.

8. Se diseña un traje distinto para cada misión espacial

Las condiciones a las que será expuesto un astronauta y las cosas que tendrá que hacer en el espacio varían en cada uno de sus viajes, por lo que no existe un traje estándar. Para cada misión, se diseña un traje espacial que se acomode a las necesidades y condiciones que el astronauta tendrá que enfrentar. Para ello, se consideran diferentes aspectos como la radicación y calor a la que estarán expuestos, si tendrán que realizar caminatas espaciales y las posibilidades de ser golpeados por mini meteoritos.

7. Para diseñar un nuevo traje se consideran modelos antiguos

A la hora de empezar a diseñar un nuevo traje espacial, lo primero que se hace es revisar y probar prototipos de años anteriores. Los diseñadores tienen a su disposición trajes de hasta 30 años de antigüedad. Al estudiarlos, se piensa en cómo partes especificas de cada uno de ellos se adaptan a las necesidades de determinada misión espacial: cada zona es estudiada detenidamente, con el objetivo de aprender los éxitos pasados y, también de los fracasos.

6. El objetivo es crear trajes espaciales cada vez más ligeros

Los trajes que usan los astronautas son grandes, aparatosos y bastante pesados, lo que dificulta el accionar en condiciones muy diferentes a las terrestres. El traje tipo usado actualmente en ambiente de micro gravedad, pesa cerca de 136 kilos, aunque los astronautas no los sienten tan pesados. En el diseño espacial, el objetivo actual es hacer más livianos a los trajes, ganando así mayor habilidad y rango de movimientos. Se busca cómo utilizar materiales fuertes, sin añadir mucha masa.

Actualmente, el material que se está estudiando con más detenimiento es el titanio, ya que ofrece ambas características; dureza y a la vez ahorra un 30% de la masa en el interior del traje.

5. Se diseña sólo un traje por misión y se arma por partes

Si bien los trajes son personalizados para las necesidades de cada misión, sería muy costoso adaptarlos a las medidas individuales de los astronautas. Lo que se hace es armar los trajes utilizando varios módulos diferentes de piezas, algunas más grandes y otras más pequeñas, las que se unen para lograr el traje que finalmente utilizará cada astronauta. Asimismo, el crear los trajes en forma de piezas modulares, hace más sencilla la reparación de estos.

4. Algunas partes de los trajes espaciales son cosidas a mano

Además de armarse por partes, los trajes espaciales están compuestos de diferentes capas. La interior y que toca el cuerpo, se conoce como “la vejiga,” ya que dentro de esta está todo el aire. Sobre la capa interior, va la llamada capa de restricción, que le da estructura y fuerza a la vejiga. Esta capa, es cosida cuidadosamente a mano o utilizando máquinas que replica la precisión de la costura. Cada parte, usa un tipo de hilo diferentes.

3. Los trajes espaciales pueden tener pequeñas filtraciones

Si bien son diseñados y armados con los mayores estándares de precisión y calidad posibles, igualmente existen pequeñas fugas en los trajes espaciales. El máximo permitido es de 100 SCCM (centímetros cúbicos estándar por minuto). Para asegurarse que el traje esté bien, cada uno es probado en condiciones extremas, mucho mayores a los que podrían enfrentarse fuera de la atmósfera, utilizando una máquina especial.

2. Los astronautas usan varias capas de ropa ante de ponerse el traje

Antes de subirse a la nave o salir a una caminata espacial, los astronautas se colocan varias prendas de vestir diferentes que preceden al traje. El traje espacial, no va por sobre una simple camiseta o ropa interior. Estas prendas, están diseñadas para dar la máxima comodidad a los astronautas. La primera prenda es de máxima absorción y, hay otras que ayudan a mantener la temperatura del cuerpo a niveles adecuados, con un sistema térmico liquido que toma el exceso de calor del cuerpo y lo expulsa, evitando la transpiración.

1. La NASA diseña los trajes, pero empresas privadas los elaboran

Una vez finalizado el complejo proceso de diseño, la NASA entrega los modelos a contratistas privados que toman la tarea de llevarlos a cabo. Los equipos de ingenieros trabajan individualmente en cada traje, elaborando solo uno a la vez. Una vez que están listos y vuelven a la NASA, la agencia especial testea los trajes para ver si se ajustan a las exigencias necesarias.

Reacciona
Comparte