Por qué Doritos eligió a Walter Mercado para protagonizar el comercial más surrealista de 2016

Un anuncio en el que el célebre astrólogo puertorriqueño viaja al espacio y acaba convirtiéndose en una constelación ha vuelto loco a Internet: hablamos con sus creadores que nos explican por qué escogieron a Walter Mercado y su conexión con el público millennial.

Walter Mercado es una estrella. Una estrella del firmamento que se convierte en constelación que sonríe desde el espacio ante una joven pareja que come Doritos en su coche descapotable. ¿Cómo ha llegado hasta ahí Walter Mercado? Ha sido a fuerza de comer Doritos en uno de los anuncios más surrealistas de los últimos tiempos.

El célebre astrólogo se enamora de un traje de astronauta, come algunos Doritos, rejuvenece, de pronto está en el espacio con gravedad cero, y de repente es una constelación que te vigila. En realidad él ya sabe todo lo que te pasa desde hace 50 años, cuando el puerrtorriqueño comenzó sus predicciones astrológicas. "Queríamos llevar al extremo su figura", explica Jorge Martínez, director creativo de BBDO México, la agencia que se ha encargado del anuncio. Hasta el momento el video cuenta con 941.00 visualizaciones en Youtube y 3.2 millones de visionados en Facebook.

Escoger a Walter Mercado, un personaje aparentemente tan alejado del público joven al que se dirige la marca puede parecer una locura y en cierta manera lo es. Porque eso es lo que busca Doritos, la sorpresa y la irreverencia para llegar a los millennials y a la generación Z (los nacidos a partir de 1995). Estas generaciones se mueven en un mundo digital donde lo peculiar, lo nostálgico y lo sorpresivo se transmite rápido por la red. Walter Mercado es una figura que reúne todas esas características: "Walter podría parecer desconectado de una audiencia de 18 años, pero es justo lo contrario. Genera mucho contenido digital, es un personaje único", explica Jorge Martínez.

Y tanto: tras el lanzamiento del anuncio medios como Buzzfeed ya lo han resumido como "mucho, pero mucho WTF". Y en Twitter el surrealismo del anuncio ha calado hondo. Nadie comprende exactamente el mensaje del anuncio, pero muchos aseguran que cambiará el rumbo de tu vida, y eso, para una marca y una agencia de publicidad es un gran éxito. "A partir de un comercial de 30 segundos hemos conseguido que la gente platique, que extienda la historia del anuncio, que se planteen qué quiere decir", dice Ariel Soto, de BBDO.

Tras muchas pesquisas preguntamos directamente a los creativos qué significa el comercial, y aunque quieren dejar el significado abierto, nos dan alguna pista: "Walter Mercado siempre te mira. Tiene bastante sentido aunque parece surrealista", confiesa Martínez. El rey de lo esotérico, la figura excesiva y antediluviana que es Walter Mercado ha conectado con una audiencia que Doritos quiere conquistar desde que en 2012 lanzó su moto "For the Bold" (para los audaces).

La estrategia millennial de Doritos

Este episodio de sublimación del absurdo con grandes resultados que encajan con una audiencia cada vez más digital, que cada vez tiene que discriminar entre más contenido, es solo una más de las estrategias que desde hace tiempo llevan a cabo en Doritos México.

En junio, con motivo del mes del orgullo gay lanzaron Doritos Rainbow, un paquete de tortillas de los colores de la bandera gay que se comercializó solo durante ese mes y en unas determinadas tiendas. Los beneficios, como explica Paola Ortiz, gerente de Doritos, fueron a dos fundaciones para reforzar la atención psicológica y los call centers de apoyo contra el bullying. ""Hizo un ruido espectacular entre la comunidad LGBT y los jóvenes millennials y de la generación Z que aunque no pertenezcan a la comunidad LGTB son inclusivos y tolerantes", dice Paola.

También Doritos Rainbow fue blanco de desaires e incluso algunos clientes amenazaron con no comprar nada más de la marca por su guiño a la comunidad gay. Fue entonces cuando los encargados de las redes sociales de Doritos comenzaron a trolear a los homófobos utilizando pura estrategia del usuario común y corriente de Twitter y no tanto la de una cuenta corporativa.

De hecho, hemos podido comprobar la audaz personalidad digital de los community manager de la cuenta de Facebook de la marca cuando tratamos de hablar del anuncio y contestaron que nos podían contar muchas cosas "Wuu" ( con Lady Wuu incluido), pero que no nos contarían ninguna. La verdad es que también consiguieron su objetivo: ser irreverentes y sorprender.

Vea también:

2016 en memes: de la captura de 'El Chapo' al cumpleaños de Rubí