null: nullpx

Nasty Gal se declara en bancarrota... ¿es el fin de la #GirlBoss?

Las adictas a la moda y a la compra en línea hemos admirado el trabajo que ha hecho Sophia Amoruso a través de Nasty Gal, -minorista de moda femenina-. Dicha plataforma entra a concurso de acreedores y a un proceso de reestructuración.
11 Nov 2016 – 6:18 PM EST

Las amantes de la moda y del libro #GirlBoss escrito por Sophia Amoruso –la emblemática dueña de Nasty Gal- están consternadas por el anuncio de bancarrota hecho hace unos días por la marca. La fundadora de la empresa habló en una entrevista con la couch Emma Isaacs sobre la declaración de quiebra de su empresa durante el evento de networking Business Chicks en Australia.

"Es al menos un momento de pausa", dijo. Reconoció que ha sido una trayectoria 'salvaje' de la que sigue aprendiendo. "Es mi primer negocio y llegué muy lejos", afirmó.

A sus 32 años, Amoruso lleva ya diez años detrás del éxito de Nasty Gal. Empezó vendiendo ropa de segunda mano en internet y paso de no tener trabajo fijo a ser la dueña de un poderoso negocio de moda -que hoy parece derrumbarse-.

Su historia de perseverancia está contada en su libro #Girlboss que sirvió como ejemplo a miles de mujeres emprendedoras e inspiró a muchas de ellas para luchar por conseguir fundar el negocio de sus sueños.



“Tenía 22 años y me sentía frustrada con mis empleos - mi último trabajo fue como recepcionista en el vestíbulo de una escuela de arte y me pagaban $13 dólares por hora. Ahí tuve tiempo para estar viendo MySpace”, contó Sophia en entrevista con el sitio Fashionista en agosto del 2013.

“Recibía solicitudes de amigos de las tiendas de eBay que promovían sus negocios a través de Myspace”. Al ser una persona muy ingeniosa empezó a conseguir prendas de segunda manda en Haight Street en San Francisco y las comenzó a vender en eBay. En ese momento el nombre de la tienda era Nasty Gal Vintage, y más tarde se transformó simplemente en NastyGal.com.


En 2014, el auge de Nasty Gal la llevó a generar más de 100 millones de dólares al año en ventas. La revista Forbes 2014 reportaba ese mismo año que el patrimonio de Amoruso era de más de 280 millones de dólares. Ahora, dos años más tarde su marca se enfrenta a un concurso de acreedores.

El anuncio se hizo esta semana mediante un comunicado de prensa por la CEO de la compañía, Sheree Waterson. En EEUU cuando una empresa se declara en bancarrota se apega al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos ( Chapter 11 of Title 11 of the United States Code), lo que permite a las empresas que sufren problemas financieros a reorganizarse bajo la protección de la ley.

A pesar de que el anuncio es reciente, desde hace tiempo ha estado involucrada en problemas financieros. Hace unos meses tuvieron que despedir empleados y han tenido que afrontar las demandas de plagio interpuestas por famosas marcas como Céline y Givenchy.

Pero las opciones de Amoruso no se han cerrado. El argumento del libro está anunciado para llevarse a pantalla en 2017 como una serie de Netflix.

Ver también:

RELACIONADOS:TrendingEstilo de VidaModaBelleza
Publicidad