Instagram por fin se dio cuenta de que lo que queríamos era ampliar las fotos

La famosa red de fotos Instagram ha anunciado que se podrá hacer zoom en las imágenes, y la gente lo está celebrando: "Por fin una red social hace algo que realmente queríamos". Se acabaron los 'likes' accidentales.
1 Sep 2016 – 4:44 PM EDT

Nunca falla. Vas a enseñarle una foto de Instagram a alguien mayor, las madres sobre todo, y automáticamente intenta ampliarla con el ya aprendido gesto de los dos dedos, desatando las peligrosas consecuencias de activar un 'Me gusta' y revelar que estabas curioseando el perfil de alguien.


En Instagram, por razones extrañas, nunca se había podido hacer zoom en las imágenes hasta ahora. Todo quedaba limitado a un pequeño cuadrado donde a veces, los detalles se perdían. Twitter y Facebook sí lo permitían, como la mayoría de las páginas web y redes sociales.

La red social creada por Kevin Systrom fue adquirida por Facebook por 1,000 millones de dólares en 2012, y está dedicando todos sus esfuerzos en proponer nuevas funcionalidades para que sus usuarios no se vayan a Snapchat (uno de sus grandes competidores). Lanzaron Stories imitando a la App de lo efímero (y lo admitieron), ofrecieron herramientas de edición 'cool' como Boomerang, añadieron nuevos filtros... Hasta que al final, se dieron cuenta de que lo que realmente queríamos todos era algo tan simple como poder hacer zoom en las imágenes.


El cambio ha sido recibido como si hubieran anunciado que Beyoncé fuera a dar 10 conciertos gratis o que Apple estuviera regalando iPhones.


Pero, ¿por qué ese afán por acercar las imágenes? Con el extendido uso del móvil entre los millennials, la fotografía está evolucionando para adaptarse a las pantallas pequeñas. Se prefieren los detalles antes que los planos amplios, y las composiciones muy recargadas se rechazan. Instagram puso de moda las fotografías cuadradas, y convirtió a cualquier persona con un móvil en un fotógrafo mínimamente decente.

La realidad ha pasado a ser conocida a través de la pantalla del móvil, y no queremos perder detalle.

Nos gusta ver el perfil de ojos de la it-girl del momento, identificar el modelo de sus zapatillas, averiguar exactamente qué aretes luce. Queremos examinar los ingredientes de ese plato gastronómico delicioso. Deseamos examinar el aspecto de una posible conquista, chismosear las fotos del ex y su nueva pareja... y también, detectar si esa fotografía perfecta es obra del Photoshop.

Esta nueva posibilidad no ha agradado a todos. Ahora será más difícil ocultar las imperfecciones tras una cortina de filtros, y muchos están asustados.



La cultura visual fomentada por Internet y la obsesión por mostrar un aspecto físico perfecto han impulsado la creación de numerosas Apps de retoque fotográfico, como la popular Youcam Perfect, que muchos utilizan para modificar sus selfies. Con el zoom, ¿se acabó el Photoshop?

Publicidad