Estas tetas no sufren de censura (y te enseñan a hacerte el examen de mama)

Una campaña para promover los pasos que ayudan a detectar el cáncer de seno pone de manifiesto el veto al que los pezones femeninos están sometidos en las redes sociales. En el día Internacional del cáncer de seno esta campaña se convierte en una instructiva manera de prevención.
23 Jun 2016 – 2:33 PM EDT

El mundo tiene una guerra declarada contra el pezón, contra el femenino, claro, porque el de los hombres, con sus pelos y sus colores mortadela se puede mostrar libremente en la calle, en el parque, en la redes.

En un reality de televisión en donde las participantes salen desnudas, a las mujeres se les puede ver todo el seno, pero esa aureola rosa, no. Esa se tapa con un blur. Cuando las madres sacan sus pezones en público para alimentar a los bebé aparecen hombres a tildarlas de sucias, y cuando alguien intenta hacer una publicidad contra el cáncer de seno resulta que no se puede mostrar ese “perturbador” pezón. Y ¿cómo hacer una campaña de cáncer de seno sin poder mostrar un seno?

Justamente, ante la urgencia de Macma (Movimento ayuda cáncer de seno) de poder propagar una iniciativa de este tipo en redes sociales, en donde el temor por las tetas femeninas parece aún mayor, la agencia de publicidad argentina DAVID ideó una interesante estrategia para desafiar los códigos de censura. Eligieron sí “un buen par de tetas” pero no las de una mujer, sino las de un hombre. Las de Enrique.


“Las tetas de las mujeres, específicamente sus pezones son censuradas en algunas redes sociales incluso si lo que están haciendo es mostrar un autoexamen para reducir el cáncer de mama. Pero encontramos un par de tetas que son incensurables. Empecemos párate en frente del espejo…”, profesa el video que usando las tetillas de un hombre muestra libremente cómo deberían las mujeres masajear y escrutar sus senos en busca de protuberancias extrañas.

“La iniciativa, que se lanzó en redes sociales, plantea un doble desafío: alertar sobre un problema que cada año afecta a alrededor de 18.000 mujeres en nuestro país (según cifras del Instituto Nacional de Cáncer de Argentina) y pone en evidencia la necesidad de comunicar claramente y sin censura la forma en que las mujeres pueden examinar sus mamas con el fin de cuidarse y autoconocerse”, explica el texto que acompaña la campaña que en redes se ha movido con el hasstag #TetasxTetas.


La lucha por liberar el pezón no solo se vale de iniciativas como estas, sino que en lugares como la ciudad de Fort Collins en Colorado ha trascendido hasta a un grupo de jovencitas que han pedido la revocatoria de una ley que han catalogado sencillamente de “inconstitucional”. La ley dice que las mujeres podrían tener una pena de 180 días en la cárcel y una multa de $2,650 si muestran libremente en público sus senos.

Por su parte, en New Hampshire un proyecto de ley ha sido presentado para criminializar el acto de mostrar en público un pezón y dos representantes como voceros del movimiento Free the Nipple (Liberen al pezón) están intentando que esa ley no pase. "Desde 1936, los hombres tienen el derecho de desnudr su pecho en público, gracias una grupo de hombre que empezaron a hacerlo en Coney Island. No estamos locas solo queremos igualdad de condiciones", le dijo Kari Stephens una de las militantes del movimiento de protesta a la revista ID


Con leyes como esta y con el estricto puritanismo que aun parece levitar sobre el noble pezón en las redes sociales y en la calle misma va a ser muy difícil que revoluciones como la de la lactancia pública o las campañas sobre el autoexamen para detectar el cáncer de seno, mostrando un seno real y dando instrucciones precisas de cómo hacerlo, prosperen. ¿Por qué es tan peligroso un pezón?

Lea también:


Publicidad