publicidad
Fotografía tomada durante las protestas femeninas en México por los altos índices de violencia.
Catalina Ruiz-Navarro
Opinión

Siempre que se habla de los altísimo índices de acoso en los campus universitario se refiere también que las mujeres no deberían tomar licor o dormir fuera de casa; pero ¿por qué terminamos nosotras siempre siendo las responsables del acoso?

Ellos pueden estudiar en paz. ¿Por qué nosotras no?

Ellos pueden estudiar en paz. ¿Por qué nosotras no?

Siempre que se habla de los altísimo índices de acoso en los campus universitario se refiere también que las mujeres no deberían tomar licor o dormir fuera de casa; pero ¿por qué terminamos nosotras siempre siendo las responsables del acoso?

Fotografía tomada durante las protestas femeninas en México por los alto...
Fotografía tomada durante las protestas femeninas en México por los altos índices de violencia.

Cuando estaba en primer semestre de universidad un profesor me invitó a su casa… no recuerdo ni a qué, ¿a recoger unas fotocopias? ¿a prestarme un libro? Yo sentía que su interés por darme información era una forma de validar mi talento como estudiante. Fui a su casa. Debo admitir que con cierta incomodidad. Pero en realidad no tenía razón para sospechar nada malo.

Cuando fui a su casa me contó que tenía novia, pero “que no había problema”. Sin embargo me pidió guardar silencio cuando ella lo llamó por teléfono. Muy casualmente logró meter en la conversación comentarios sobre lo bonitas que eran mis tetas y me preguntó “si era virgen”.

publicidad

Yo me sentí incómoda. Dije que mi amiga me esperaba para una cena en su casa y me fui, sin entender en realidad por qué había querido irme tan rápido. Yo tenía 16 años. Tuve la suerte de hacerle caso a mis instintos. Seguí viendo mi clase como si nada y decidí nunca volver a ver fuera de aulas a este profesor.

Los altísimos índices de acoso conocidos no son una exclusividad de Latinoamérica, el acceso de las mujeres a la educación superior en Estados Unidos está plagado de casos de acoso sexual, que, entre otras cosas, bajan el rendimiento de las mujeres y hace que desistan de una carrera en la academia, o incluso en su profesión.

Además, está normalizado que los profesores salgan con sus alumnas, con ese viejo cuento de que el poder y la autoridad hacen que un hombre sea “irresistible”. No quiere decir que muchas chicas no se deslumbren y quieran salir con sus profesores (o incluso los busquen activamente) pero no hay manera de que una relación entre una alumna y un profesor que le da clases, que puede influir sobre sus calificaciones, se dé en condiciones de igualdad.

No importa la delicadeza o las buenas intenciones de las partes, no podemos darle libre consentimiento a una persona que tiene poder sobre nosotros.

En mi último semestre de universidad sucedió algo parecido. Elegí a mi director de tesis porque me pareció un tipo amable, hasta “una especie de figura paterna”. En sus clases le ponía atención a mi trabajo, me hacía críticas, alababa “mi talento”, “mi carácter”. Yo sentía que me reafirmaba, en el mar de inseguridades que uno tiene a los 21 años.

Un mes antes de la entrega final me dijo que nos fuéramos de fiesta. Yo en ese entonces no salía mucho y tenía un novio aburridísimo que detestaba bailar. Como mi profesor tenía una novia (que antes fue su alumna) yo pensé que la salida era en grupo, pero fui sola porque mi novio no quiso acompañarme.

Cuando llegué a la casa del profesor, el sitio de reunión, solo estaba él, “aún” en bata, escuchando el “CD” del grupo Orishas y tomando shots de ron. Otra vez me sentí mal. Pero, ¿por qué? Llevaba un año trabajando con este profesor, lo conocía bien, le tenía confianza, era normal irse de fiesta con los profesores. ¡Qué exagerada! El tipo se vistió y nos fuimos a un bar de salsa en donde me dijo que “ya conocía a la Catalina del día, la responsable”, y que “quería conocer a la Catalina de la noche”.

Como no había tal dicotomía y yo, era aburrida de día y de noche, le dije que me había doblado un pié y me fui a mi casa donde me esperaba mi novio dormido. El profesor no volvió a contestarme el teléfono ni el correo electrónico hasta el día de la sustentación.

Estos casos que les cuento son casos en los que “no pasó nada”. Nada. Les juro que ninguno de estos profesores me tocó un pelo. Pero quizás, si me hubiese quedado más tiempo, sin me hubiese sentido un poco más presionada, o impresionada por su autoridad, alguno de los dos se habría salido de ese campo gris de ambigüedad en el lenguaje y me habrían arruinado mi experiencia universitaria como le pasó a otras.

publicidad

Como a Martha que no recordaba casi nada al día siguiente, se levantó en la sala del departamento de su compañero de clase y solo se enteró de la violación cuando una amiga le contó que la había visto “teniendo relaciones sexuales”. O Ximena Galicia, estudiante de Ciencias Políticas acosada por su tutor cuando cumplía su servicio como becaria en la Universidad Iberoamericana plantel San Fe, en febrero de 2014.

¿Con qué ganas sigue uno estudiando junto a su violador, y sabiendo que otros compañeros lo encubren? En la audiencia universitaria, a Martha le preguntaron si solía dormir fuera de su casa, si era promiscua, si tomaba alcohol en fiestas. Después de 15 meses de litigios y revictimización por parte de sus compañeros y las mismas instancias universitarias (que le dijeron en un momento que la agresión no era su responsabilidad pues la violación no había ocurrido en el campus) Martha y su abogada lograron que se dictara acto formal de prisión al denunciado.

Hace unas semanas, una estudiante universitaria le preguntó al candidato republicano John Kasich que haría él como presidente para que ella se sintiera segura en el campus, refiriéndose a los altos índices de violación y acoso sexual.

El candidato dijo que que las universidades debían mejoraran sus sistemas de denuncia, y luego, “hablándole desde su corazón”, “cómo un padre” que también tiene hijas (gemelas que pronto entrarán a la universidad) le recomendó que no tomara mucho trago, que no fuera a demasiadas fiestas.

publicidad

Un diario de Ohio, The Columbus Dispatch, comentó en su editorial que, muy mal el acoso sexual, pero que el candidato tenía razón en recomendar no tomar, pues el alcohol “nubla los sentidos, le quita autonomía al juicio, no permite que las víctimas reconozcan alertas de peligro” y “da licencia a la líbido”.

Y no, ingerir alcohol no es una “licencia previa” para nada, y si una mujer está tan borracha que no puede dar consentimiento para tener relaciones sexuales pues eso es una violación.

Cuando se habla de este tipo de violencia en contextos educativos todos corren a decir que es que se necesitan más reglas, más protocolos, pero las mujeres siguen siguiendo vulnerables ante los predadores de su entorno académico (compañeros de clases y profesores) porque se insiste en que es normal que los profesores salgan con sus alumnas “porque todos son adultos”.

Sí, son adultos, y como adultos pueden esperar los casi cinco meses, o menos, que dura un semestre, para tener algo sin que una relación de poder pese sobre sus cabezas. En ese “realmente no te dijo nada” o “era una broma”, o en el “técnicamente no te acosó” se enredan muchísimas formas de violencia hasta hacerse irreconocibles.

Lo peor de todo es que al final las mujeres son las responsables del acoso, por ir a fiestas, por permitirse hablar a solas con un profesor, y estas no son cosas malas, sino que hacen parte de cualquier experiencia universitaria. Los hombres estudiantes pueden ver a sus profesores fuera de clase, ir a fiestas y emborracharse, sin tener que preocuparse por una posible violación y sin tener que mandarle mensajes cada media hora a alguna amiga.

publicidad

Ellos pueden estudiar en paz. ¿Por qué nosotras no?

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


Lea también:
Cuando la universidad es una caja negra para la violencia de género

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Más Videos Más
Un cajero de la farmacia Walgreens se rehusó a acatar las peticiones de un asaltante y optó por solo mirarlo, deteniendo el intento de robo.
El suceso se ha vuelto viral en redes sociales ya que el felino imita los movimientos exactos de la mano de su dueño.
En medio de uno de los tradicionales embotellamientos de tráfico que se viven en Oaxaca, Ama Leticia Santiago Antonio tuvo que salir a la búsqueda de un motociclista que le permitiera llegar a la Catedral.
En el video compartido en redes sociales se puede ver a un grupo de estudiantes de la Universidad del Valle de México en Texcoco usando una peculiar manera de pedir ayuda previa a un examen.
Si pensabas que este baile está reservado para los más jóvenes, estás muy equivocado, aunque lo que sí es necesario es estar en buena forma.
El curioso felino se encontraba dentro de uno de sus juguetes descansando cuando un segundo llegó por detrás para romper su paz tocándole la cola.
Cuando Santa Claus le preguntó sobre lo que deseaba para Navidad, la pequeña Linda Mae fue muy sincera.
La colección, que reúne 36 pinturas, esculturas y dibujos, ha generado gran revuelo en el pentágono y estará disponible hasta el 26 de enero de 2018.
El animal intenta varias veces salir de su jaula en un refugio en Virginia, pero para su desgracia sus cuidadores lo observaban y grababan el momento.
Holly Schaub, una niña de 8 años quien sufrió de un aneurisma cerebral, reacciona a las palabras de su madre cuando esta intenta comunicarse con ella.
Según la Administración Federal de Aviación, el ala derecha de un Boeing 777 impactó el ala izquierda del avión de Virgin Atlantic con destino a Londres. No se reportaron heridos en el accidente.
Una cámara de seguridad muestra a un joven correr para evitar que la persona con discapacidad visual entre en la vía del tren peatonal en Colorado.
Un jinete que participaba la Cabalgata Nacional por el Turismo en Acapulco, decidió entrar montado en su caballo para sorpresa de los presentes que asombrados grabaron el momento.
El depósito, ubicado en una zona rural de Kansas, albergó una ojiva nuclear hace 65 años.
Una mujer en el interior de la tienda grabó con su celular el momento en el que las llamas consumían la mercancía. Autoridades creen que se trató de un ataque deliberado, previo al inicio del fin de semana más barato del año.
Una joven estadounidense ha recaudado más de $360,000 dólares para un veterano de guerra sin techo que se gastó los únicos 20 dólares que tenía cuando la mujer se quedó sin gasolina una noche en una autopista cerca de Filadelfia.
Un bebé de Colorado fue puesto a la venta en internet por 2,500 dólares
La descripción que acompañaba el anuncio decía que era un bebé blanco, sano y con buen funcionamiento. El padre del niño eliminó rápidamente la publicación y dijo que se trataba de una broma.
La nueva forma de liderazgo se llama “Trabajo en alianzas”
“NEO ha logrado poner a trabajar coordinadamente a 140 instituciones, entre empresas, gobiernos y sociedad civil de 10 países de América Latina y el Caribe, para atacar los problemas del desempleo juvenil”.
Llenos de gatos, de pensionados o de basura, estos son algunos de los pueblos más raros del mundo
Desde una ciudad minera en Australia donde sus 3.500 habitantes viven bajo tierra (aunque, eso sí, con todas las comodidades) pasando por un pueblo en Florida donde todos son jubilados, hasta la urbe más fría del mundo, en Rusia, presentamos algunos de los pueblos más peculiares del planeta.
Robert Mueller se está acercando a Trump y su investigación debe ser protegida por el Congreso
“Cuanto más se acerque Mueller a Trump, lo más probable es que el presidente actúe para intentar poner fin a su investigación. Es por eso que debe ser protegido ahora”.
publicidad
Galilea Montijo descubrió que dicen sus zapatos de su personalidad
La grafóloga MaryFer Centeno explicó cómo es la personalidad de las personas, dependiendo de lo que les gusta coleccionar y Galilea Montijo resultó muy sorprendida.
Datos curiosos sobre el cuerpo humano y su inteligente evolución a través del tiempo
¿Sabías que cuando se nos 'enchina la piel' es porque la mente está activando un mecanismo de defensa? ¿O que el apéndice realmente no tiene función alguna dentro del cuerpo? Aprende más curiosidades anatómicas de boca del Dr. Juan.
Galilea Montijo será la conductora de la nueva emisión de Pequeños Gigantes de Univision
Galilea Montijo anunció que será la conductora de la nueva temporada del programa musical Pequeños Gigantes de Univision y dio las fechas de los primeros casting.
Lo que debes y NO debes hacer cuando estás enfermo en la oficina
Todos hemos tenido que ir a trabajar estando enfermos, sobre todo si es de gripe. ¿Pero sabes realmente cómo actuar para contagiar a los demás? Esta guía te puede ser muy útil.
CR7 y Bale salvan del ridículo al Madrid en el Mundial de Clubes
El campeón de la Champions League sufrió de más para lograr vencer al cuadro de Abu Dabi, quien estuvo cerca de dar la campanada.
Houston Dynamo ficha permanentemente al delantero hondureño Alberth Elis
El delantero catracho recibió un justo premio tras destacarse con el cuadro naranja como préstamo a lo largo de la temporada 2017.
‘Chucky’ y el PSV no pudieron con el Groningen, se cebó el resultado y el duelo mexicano
Uriel Antuna no tuvo minutos en el encuentro, Hirving Lozano y sus compañeros fueron empatados en la última jugada del partido.
Hoffenheim a fuerza de rebotes pero abre el marcador ante el Stuttgart
Mark Uth aprovechó una mala jugada de la defensa del Stuttgart para poner el 1-0 luego de 3 intentos del Hoffenheim.