Así se ve la famosa esquina en la que se le levanta el vestido a Marilyn (sin Marilyn)

En el cumpleaños 90 de Marilyn Monroe, poco queda del icónico lugar en el que le vimos las piernas en la pantalla grande. Sin embargo, al igual que ella, sigue vivo en la memoria colectiva.
1 Jun 2016 – 8:48 AM EDT

En la esquina de Lexington Avenue con 52nd Street en Manhattan, sin señal que lo indique ni puestos de merchandising alrededor, se esconde uno de los lugares más icónicos del cine. Suele pasar desapercibido para los ajetreados neoyorquinos. Se trata de la rejilla de metro sobre la que Marilyn Monroe caminó en la película "The Seven Year Itch," mientras el tren de la línea 6 levantaba su falda al viento.

Los autobuses de turistas paran allí, y docenas de fans de Marilyn se toman fotografías cada día. Hoy, en el 90 aniversario del nacimiento de la actriz, poco queda del lugar que aparece en el film.


Todo ocurrió el 14 de septiembre de 1954, día en el que se filmó la inolvidable escena bajo la dirección de Billy Wilder. Al rodaje acudieron más de 1,000 personas animadas por la productora, que había orquestado el momento como estrategia publicitaria. El entonces marido de Monroe, Joe DiMaggio, estaba allí y no le agradó demasiado toda la atención que acaparó su mujer, y poco tiempo después se divorciarían. El ruido de la multitud hizo que tuvieran que repetir una y otra vez la escena, pero mereció la pena. La imagen ha quedado para la posteridad, y el vestido también: se vendió por $5.6 millones en una subasta en 2011.


Mucho ha cambiado desde que Marilyn caminó sobre la acera de la calle 52. La fachada del edificio fue demolida y reconstruida en 1966, y la rejilla de metro original desapareció cuando ampliaron la acera e instalaron una nueva. El cine Trans-Lux, del que salen Marilyn Monroe y Tom Ewell, tampoco sigue allí. El supermercado Wright's Food, la ferretería The Workshop of Henry Steig, la licorería Beakman y la tienda de sombreros Fleurette también desaparecieron.

Los pequeños establecimientos familiares fueron sustituidos poco a poco por grandes franquicias. Ahora, en ese cruce hay un Pret-À-Manger, una tienda de Duane Reade que abre 24 horas, una cafetería de la empresa Paris Baguette y al lado una pizzería. En el lugar donde estaba Wright's Food se instaló Le Renais de Venise, un restaurante francés.

"Los turistas entran constantemente al restaurante para preguntarnos dónde está ubicada exactamente la rejilla de metro de Marilyn," dice Ema Jiménez, manager de Le Renais de Venise. Esa mañana entraron al restaurante tres jóvenes interesados por el sitio, según cuenta. "A veces viene gente vestida como Marilyn Monroe a hacerse sesiones de fotos," detalla Jiménez a Univisión.

Sanna, una turista de Finlandia, lleva el último cuarto de hora tomando fotografías del lugar. "Quería venir el día de su cumpleaños, pero no podía," explica. "Me interesa más Marilyn como persona que por sus películas. Sobre el misterio que hay alrededor de ella. Creo que nadie supo quién era ni lo que pensaba." Sanna tiene planeado ir a otros sitios clave de la vida de Marilyn en la ciudad.

Al igual que de la actriz, de los lugares que Marilyn visitó en Nueva York sólo nos quedan memorias. Llegó a Nueva York a la edad de 29 años, aconsejada por su coach de interpretación Lee Strasberg. Dejó atrás Hollywood y se instaló en una suite del Ambassador Hotel, un edificio de los años veinte que tampoco existe ya. Fundó su propia productora, Marilyn Monroe Productions, junto a su fotógrafo y amigo Milton Greene. Por aquel entonces el alquiler de un piso en Manhattan costaba $60 al mes. Hoy la media está en los $3,000.

La estrella de "Some Like It Hot" solía acudir al salón de belleza de Elizabeth Arden en Fifth Avenue, que hoy está en una ubicación distinta, y almorzaba en Costello, el restaurante en 4th Street, también desaparecido.



Marilyn cogiendo el metro en Grand Central Station, asomada al balcón del hotel... La actriz dejó numerosas fotografías de su paso por Nueva York, y un momento inolvidable: la interpretación de "Happy Birthday" que dedicó a John F. Kennedy en Madison Square Garden el 19 de mayo de 1962.

Hoy la felicitación va para ella.


También ve:


RELACIONADOS:TrendingEstilo de VidaCine
Publicidad