null: nullpx

Muere la actriz mexicana Evita Muñoz, también conocida como 'Chachita'

Polifacética y aclamada en escenarios y pantallas, Evita Muñoz, la gran 'Chachita', conquistó a los mexicanos desde que era una niña.
23 Ago 2016 – 11:23 PM EDT
Comparte
Evita Muñoz "Chachita" Crédito: Televisa

Evita Muñoz, conocida cariñosamente como 'Chachita', se fue hace unas horas. 79 años. Problemas respiratorios que ya la habían llevado al hospital, que finalmente le provocaron una complicación de neumonía y le quitaron la vida. Rodeada de su gente más querida.

¿Por qué fue tan relevante en México? Porque hizo reír a la gente. Una y otra vez, sin pausa, durante 70 años. Porque Evita comenzó su larga carrera a los 4 años, debutando en las inolvidables películas de la Época de Oro del Cine Mexicano, en un filme titulado El secreto del sacerdote (1940), al lado de Arturo de Córdova, Pedro Armendáriz y Lupe Inclán.

Apenas un año después, a sus 5, la primera gran catapulta: la película Ay Jalisco no te rajes, nada más y nada menos que al lado de Jorge Negrete.


A partir de ahí fue conocida como Chachita y se convirtió en la niña que conquistó el cine mexicano.

Imposible dejar de lado que su talento histriónico era tal que aprendió a tocar la marimba para La hija del payaso, en las que lució su actuación infantil al lado de unos perros y un elefante entrenado. Graciosa, de ojos vivaces, elocuente, de carcajada contagiosa y tierna, participó en más de 50 largometrajes a lo largo de su vida. Entre los más notables, verdaderas joyas de la cinematografía mexicana: Nosotros los pobres, Ustedes los ricos y Pepe El Toro, trilogía en la que participó al lado del venerado Pedro Infante; Dos huerfanitas y La hija de la otra.

Pero si el cine fue la punta de lanza, la tele se volvió más tarde su hábitat natural.

La natural comedia

Si bien participó en una decena de telenovelas, la faceta fundamental de Chachita fue en la comedia. Parte de sus precedentes circenses (a los 8 años era una estrella aclamada en el popular circo de carpa Atayde Hermanos) la acompañaron como cualidad histriónica: si bien desde la juventud tendió a un cuerpo robusto, siempre fue ágil en el escenario. Amaba el circo y la acompañó en sus actuaciones.

Actriz pionera en la televisión mexicana, hizo reír a su país en Gutierritos, al lado de Rafael Banquells, enterneció a las audiencias con su memorable papel en Mundo de Juguete, con la entonces niña Graciela Mauri, y fue visitante regular de los programas de Chespirito, de Raúl Velasco, Paco Malgesto, Verónica Castro, Silvia Pinal y Ricardo Rocha.

Fue una imitadora destacada. También fue bailarina de mambo con Dámaso Pérez Prado.

Chachita protagonizó noches de variedades en teatros y centros nocturnos. Fue voz de la radio. Hizo más de 40 obras de teatro. Actuó en escenarios asiáticos como Japón y Corea del Sur. Recibió homenajes, medallas, premios y reconocimientos de toda índole. Y fue aplaudida durante décadas, años esplendorosos en que, polifacética como fue, bailó, cantó, imitó, gesticuló, rió, actuó y lloró en carpas, teatros, pantallas, radios y clubes.

Nacida en Orizaba, Veracruz, al este de la Ciudad de México, en 1936, fue hija única de Ernestina Ruiz y el actor y cantante Paco Muñoz, Evita se casó a los 22 años con Hugo Macías Macotela (su actual viudo) y tuvo tres hijos.

Una vida completa y esplendorosa. Será siempre recordada.

Loading
Cargando galería

Lea también:


Comparte
Publicidad