null: nullpx
Restaurantes

Un buen café por 1 dólar... y otras bendiciones del 'fast good'

La buena comida también puede ser accesible y ajustarse a los estándares de los sitios de fast food.
31 Mar 2016 – 8:17 PM EDT

Entre los brotes de establecimientos que ofrecen cafés de especialidad en los que se preparara la bebida mediante métodos de extracción muy puntuales (el chemex, por ejemplo), destaca una apuesta surgida en California ante el reto de preparar una buena taza de café por un dóla r.

Se trata de una colaboración del especialista en café Tony Konechy con el fast food Locol. Konechy desarolló el producto y resolvió que la mejor manera de hacer un café más accesible es tostar el grano en casa.

Los otros involucrados de este proyecto son los chefs y restauranteros Daniel Patterson y Roy Choy, los propietarios de Locol, que más que un lugar es un concepto que se define a sí mismo como “auténtica fast food con la ideología, corazón y ciencia de un chef” detrás. El resultado es un menú que incluye desde hamburguesas hasta un híbrido entre taco y quesadilla llamado “Foldie”, y cuyos precios son amables con el bolsillo.

Los chefs y el fast good
Los cruces entre el escenario de la “alta cocina” —ese mundillo de restaurantes, menús degustación, cocina moderna— y la cocina rápida han probado ser exitosos en términos de sabor, y manifiestos en pro de la buena alimentación, accesibles a un nivel masivo y no sólo para quien pueda pagar la cuenta de un restaurante de altos vuelos.

En Estados Unidos el chef José Andrés llevó exitosamente las verduras al terreno de la comida rápida con el concepto Beefsteak, un lugar que sin llegar al extremo vegetariano, vende vegetales —frescos, locales, estacionales— de una forma atractiva y los convierte en protagonistas del plato.

Las hamburguesas, con un twist gourmet, han sido otra fuente potable del encuentro entre estos mundos, como es el caso de Papacho’s, con el toque peruano de Gastón Acurio.


Lea también:


Más contenido de tu interés