null: nullpx
bebe

Tu bebé dormirá toda la noche (y tú también) si sigues una sencilla rutina de 5 pasos

Publicado 14 Sep 2020 – 05:02 PM EDT | Actualizado 14 Sep 2020 – 05:02 PM EDT
Reacciona
Comparte

El descanso es fundamental en el desarrollo de tu hijo. Es una necesidad biológica que impulsa su crecimiento, favorece sus habilidades cognitivas y le permite recuperar fuerza y energía.

Sin embargo, no siempre es fácil conseguir que el bebé concilie el sueño y permanezca dormido toda la noche. Si este proceso se ve interrumpido continuamente, puede retrasar su ritmo evolutivo y afectar sus emociones.

Por fortuna, existen rituales de preparación que ayudan al bebé a dormir como un angelito y evitan que despierte en medio de la noche.

Te mostramos el método de 5 pasos con el que podrás lograrlo. ¡Es muy fácil!

#1 Baño caliente

Este ritual debe comenzar con un baño caliente. Además de relajar sus músculos y darle una sensación de frescura corporal, el agua estimula su desarrollo cerebral, controla su rutina de descanso y despierta sus sentidos.

De acuerdo con la organización Raising Children, la temperatura adecuada es entre 37 y 38 grados. Utiliza un termómetro para verificar que sea seguro, de otra forma puedes lastimar su piel y provocar quemaduras.

#2 Masajea su cuerpo

Es recomendable realizar este paso minutos después del baño; coloca a tu bebé —sin ropa ni pañal— sobre una manta suavecita. Empieza masajeando las extremidades inferiores.

Estimula las plantas de sus piecitos con diferentes presiones, primero suaves y luego más firmes, pero sin lastimarlo. Posteriormente, sujeta sus piernas; estíralas y acércalas a su pecho con mucho cuidado y delicadeza.

Para finalizar, toma sus bracitos y, lentamente, súbelos y bájalos por detrás de sus orejas. Repite estos movimientos de 10 a 20 veces con cada uno.

Según la Asociación Internacional del Masaje Infantil, dicha actividad impulsa el sistema nervioso y digestivo, previene afecciones como cólicos y malestar estomacal y alivia la tensión muscular.

#3 Última comida del día

Después de masajear su cuerpecito, es hora de la última comida del día. Debes hacerlo en un entorno tranquilo y silencioso que no distraiga a tu pequeño o le cause incomodidad; mantén el televisor apagado y pon tu celular en modo vibrador.

Si tu bebé tiene más de 6 meses, la Academia Americana de Pediatría sugiere darle 4 onzas (120 ml) de leche de fórmula o bien, optar por la lactancia libre y parar cuando su cuerpecito lo indique. Aquí te mostramos las señales que lo indican.

#4 Acondiciona su cuarto

La Asociación Española de Pediatría explica que su habitación debe tener una temperatura alrededor de los 20 grados, buena ventilación y estar libre de objetos que acumulen polvo.

Los expertos recomiendan utilizar cortinas gruesas que impidan el paso de la luz y un entorno libre de sonidos que puedan aturdir al bebé. Una vez que su cuarto cuente con estas características, será más fácil que tu pequeñito concilie el sueño.

#5 ¡A dormir!

Finalmente, llévalo a su cuna y acuéstalo con mucha delicadeza. Para lograrlo debes hacer lo siguiente: antes de cargarlo, retira pulseras, relojes, anillos o cualquier objeto que pueda incomodarlo.

Sujeta su cabecita con tu mano y mantenla a una altura adecuada, no la muevas hasta que logres acostarlo. Acércate a su camita y colócalo boca arriba con mucha calma, después saca la mano por debajo de las pompis y desliza tu brazo hacia afuera.

Es probable que haga un ruidito o gesto, en ese momento las caricias y los apapachos son esenciales para que tu bebé sepa que estás cuidándolo. Espera un par de minutos y retírate de la habitación lentamente.

Sigue las recomendaciones de los especialistas y asegúrate de brindarle las herramientas necesarias para que descanse adecuadamente y sin interrupciones.

Inténtalo, tu chiquitín te lo agradecerá.

Y tú ¿cómo duermes a tu pequeñito? Escribe tus mejores tips en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte