null: nullpx
desarrollo del bebe

Entre más cargue y abrace un papá a su bebé, mejor será para su desarrollo

Publicado 12 Jun 2020 – 04:43 PM EDT | Actualizado 12 Jun 2020 – 04:43 PM EDT
Reacciona
Comparte

Al igual que la madre, la figura paterna tiene un papel fundamental en el bienestar emocional de un bebé.

Múltiples investigaciones han demostrado que los padres que son afectivos, cariñosos y protectores, pueden influir profundamente en el desarrollo cognitivo y social de su pequeño.

Por esta razón, es necesario que el padre se involucre en el proceso de crianza y se asegure de ser un buen ejemplo a seguir.

A continuación, te mostramos por qué es importante fortalecer este vínculo afectivo y cuales son las ventajas que traerá al desarrollo del bebé, según los expertos en psicología.

La importancia del cariño paterno

De acuerdo con un artículo realizado por el Institute for Family Studies, los bebés que están más involucrados emocionalmente con sus padres suelen tener mejores relaciones sociales y desarrollar una mayor inteligencia emocional a futuro.

Según el sitio web de psicología Policlínico Risso, una actitud amorosa y comprensiva puede aumentar el nivel de autoestima del pequeño y brindarle las herramientas necesarias para que pueda resolver problemas adecuadamente y con empatía.

La forma en la que los padres conviven y juegan con los hijos también tienen un gran impacto en el desarrollo social y emocional.

Gracias a estas interacciones, el pequeño aprenderá a regular su comportamiento, sus emociones y la manera en la que se relaciona con sus seres queridos y las personas que lo rodean, según información de Psychology Today.

De igual forma, los niños con padres involucrados y cariñosos suelen presentar mejores resultados educativos y una mayor capacidad para expresar sus emociones y sentimientos.

La influencia de la figura paterna debe extenderse hasta la adolescencia y la edad adulta; de esta forma el lazo amoroso entre padre e hijo será mucho mayor.

Los expertos aseguran que un estilo de crianza activo y afectuoso puede dar como resultado infancias mucho más felices y saludables, lo que se traduce a adultos exitosos y resilientes.

Cómo consolidar este vínculo

La psicóloga y coordinadora de la Clínica INDISA, Josefina Guzmán, menciona que para consolar esta relación, es muy importante que el padre se relacione en todas las etapas de crecimiento del bebé.

«Este vínculo debe desarrollarse desde los controles del embarazo, el parto y una vez que el pequeño ha nacido», explica la especialista.

Esto quiere decir que el padre también debe involucrarse en las atenciones que requiere el bebé, ya sea cambiarlo, bañarlo, darle comidita o saber cómo cargarlo correctamente.

Esto marcará el inicio de una buena relación entre padre e hijo.

En conclusión, la presencia y participación de un padre es tan importante y crucial como la de una madre.

Es fundamental que durante todo el desarrollo del bebé, ambos se involucren en su crecimiento y se aseguren de tratar al pequeño con respeto y mucho amor.

De esta forma, su hijo podrá crecer en un ambiente saludable y estará rodeado de cariño, seguridad y confianza, valores fundamentales para que pueda crecer adecuadamente.

¿Qué opinas al respecto? Escribe tus ideas en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte