null: nullpx
Lactancia Materna

Causas de la Mastitis

Publicado 15 May 2008 – 01:15 PM EDT | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Comparte

Durante la lactancia, a veces las mamás experimentan un problema que si bien puede ser tratado y normalmente no pasa a mayores complicaciones, sí es algo de lo que preocuparse y merece ser tratado con rapidez: la Mastitis.

Si estás en la etapa de lactancia y sientes que tus pechos te duelen más y están más vulnerables que lo normal, y que además están irritados y de color rojo con una textura parecida a los sarpullidos, es muy probable que hayas desarrollado Mastitis, y ya es hora de que visites a tu médico para que te trate.

La Mastitis se genera por una acumulación excesiva de leche en el pecho, la cual se estanca allí y hace que la mama se infecte. ¿Pero cuales son las causas de este problema? Si bien no hay causas concretas, existen varios factores que pueden estar incidiendo en la aparición de esta enfermedad.

En primer lugar hay que prestar atención a la forma en la que el bebé toma la teta. Es importante que su alimentación no quede trunca y que sea completa, pues con un desfasaje entre la producción de leche y la alimentación del bebé se presenta una situación de sobreproducción de leche que puede generar  Mastitis.

También esta infección puede producirse a raíz del ingreso de gérmenes y bacterias al seno por tener un pezón agrietado. De todos modos hay controversia en la ciencia respecto a la función de estos gérmenes, pues es probable que éstos vengan con la enfermedad, y no que sean los causantes de ella.

Si eres mamá primeriza es probable que contraigas Mastitis, y las probabilidades disminuyen en el caso de una mamá experimentada. De todos modos, ante cualquier signo anormal en tus mamas vale la pena consultar a un médico, pues cuanto antes se detecten los síntomas de la Mastitis será más fácil erradicarla.

Vía | Babycentre

Comparte
RELACIONADOS:Lactancia MaternaViX