null: nullpx
bebe

Aliviar los cólicos y otros beneficios que un masaje relajante tiene para tu bebé

Publicado 4 Sep 2020 – 10:48 AM EDT | Actualizado 4 Sep 2020 – 10:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Los masajes tienen muchos beneficios para la salud. Disminuyen la tensión muscular, mejoran el aspecto de la piel, combaten la depresión y favorecen la circulación sanguínea.

En los bebés, particularmente, es una actividad que hace maravillas por su desarrollo, pues trabaja sus habilidades físicas, emocionales y cognitivas.

Los especialistas sugieren aplicarlos desde el primer mes de nacimiento. Sin embargo, antes de hacerlo debes consultar a tu pediatra de cabecera para descartar algún problema en su columna o articulaciones.

Te mostramos 5 beneficios clave que los masajes tienen para tu chiquitín y que te ayudarán a relajar su cuerpecito mientras impulsas su crecimiento.

#1 Mejora la digestión

De acuerdo con la Asociación Internacional de Masaje Infantil, esta actividad mejora el sistema digestivo y previene afecciones intestinales como gases, cólicos o estreñimiento.

Por si fuera poco, también ayuda a procesar la leche materna correctamente, promueve la actividad del sistema nervioso parasimpático (responsable de la digestión) y permite que el colón elimine residuos.

#2 Bienestar emocional

Dar masajes regularmente es fantástico para su bienestar psicológico. Según K. Mark Sossin, director de Parent-Infant Research en la Universidad Pace, el movimiento rítmico disminuye los niveles de estrés e impulsa una mejor salud socioemocional.

«El tacto cariñoso se encuentra en uno de los métodos más poderosos de comunicación entre los bebés y sus padres, por lo que es una excelente forma de crear vínculos».

#3 Reduce el llanto

Tiffany Field, directora del Touch Research Institute de la Universidad de Miami, asegura que esta dinámica estimula el funcionamiento del sistema nervioso central, lo que mantiene al bebé tranquilo y de buen humor.

«Los masajes hacen que el cerebro produzca más serotonina, una sustancia química que les da bienestar, y menos cortisol, la hormona que secreta el estrés. Como resultado, la frecuencia cardiaca se ralentiza y los relaja», explica.

#4 Mejora la conciencia corporal

Al nacer, los bebés no son conscientes de las partes de su cuerpo. Esta actividad es perfecta para iniciar dicho aprendizaje y enseñarle nuevas palabras, argumenta la Dra. Beatriz Romo Pardo, neuropediatra y experta en trastornos del habla.

Por ejemplo, cuando estés masajeando su cuerpecito explícale donde están sus piernitas y tócalas con mucha suavidad. De esta forma, tu hijo empezará a asociar el lenguaje con la zona que estimules y ampliará su vocabulario.

#5 Alivia molestias de la detención

La salida de los primeros dientes de leche puede ser uno de los momentos más estresantes para el bebé y sus padres. Un masaje facial lo ayudará a liberar endorfinas, una sustancia natural sintetizada por el cerebro que tiene un increíble efecto analgesico.

La revista ¿Cómo ves? de la Universidad Nacional Autónoma de México, subraya que este compuesto es tan fuerte como la morfina y la codeína, opiáceos utilizados para aliviar dolores muy intensos.

Finalmente, recuerda que el éxito de esta actividad reside en la atención que le pongas a tu pequeñito. Busca dinámicas que lo relajen y asegúrate de mantener una actitud amorosa y empática en todo momento.

Lo más importante es que le brindes un entorno atractivo y amigable que favorezca su desarrollo y mejore su vínculo afectivo. Inténtalo, tu bebé te lo agradecerá.

Y tú ¿cómo relajas el cuerpo de tu pequeñito? Escribe tus mejores tips en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Pensamos que te gustaría leer esto:

Reacciona
Comparte