null: nullpx
bebe

¿A qué edad es normal que los bebés empiecen a jugar? Tips para estimularlo

Publicado 22 May 2020 – 01:01 PM EDT | Actualizado 22 May 2020 – 01:01 PM EDT
Reacciona
Comparte

El juego es una herramienta indispensable para incentivar el aprendizaje de tu bebé, despertar su creatividad y motivarlo a socializar con otros pequeños.

Los pequeños suelen empezar a jugar mucho antes de lo que te imaginas. Al igual que los cambios por los que pasará durante los primeros meses, su forma de jugar y convivir también irán evolucionando.

Por eso, es importante que conozcas las etapas que indican que tu pequeño está comenzando a jugar y cómo puedes ayudarlo para incitar su curiosidad y darle las herramientas necesarias que le permitan hacerlo correctamente.

Esto es lo que dicen los expertos en desarrollo infantil al respecto.

¿A qué edad comenzará a jugar mi bebé?

De acuerdo con la página especializada Kids Health, desde el primer mes de vida tu pequeño comenzará a interactuar y jugar contigo.

Puede hacerlo a través de distintas expresiones; por ejemplo, mirándote fijamente o reaccionando a sonidos e imágenes. En algunos casos, puede llegar a sonreír o a emitir algún balbuceo.

Según los expertos, lo primero que aprenderá es a conectar con tu piel, el sonido de tu voz y a manifestar sus necesidades a través del llanto.

Desde el primer día, los especialistas sugieren hablar con un tono suave, delicado y cálido.

Asimismo, sonreír y mirarlo con ternura son buenas herramientas para que tu pequeño comience a familiarizarse contigo y relacione tu voz con la calma y el confort.

Como mencionamos al principio, su incursión en el mundo del juego evolucionará conforme pase el tiempo.

La neuropediatra Beatriz Romo Pardo explica cómo será el juego durante los primeros tres meses y cómo puedes ayudarlo para que disfrute cada una de estas fases.

Primer mes

La experta argumenta que durante esta etapa lo más importante será mejorar sus conexiones neuronales y la forma en la que reacciona a los estímulos visuales y sonoros.

Se recomienda mostrarle cosas que resulten llamativas a la vista y que tengan sonidos que puedan llamar su atención.

Por ejemplo, un libro de animalitos de granja, mantas de actividades, un móvil para su cuna o juguetes sensoriales que tengan texturas.

Segundo mes

En su segundo mes de vida, tu pequeño comenzará a sonreír con más frecuencia y nacerá su curiosidad por interactuar con más personas y objetos que tenga a su alrededor.

La neuropediatra sugiere acercarle juguetes que sean livianos y fáciles de sostener, como sonajas, pelotas rellenas de esponja o bloques suaves.

Asimismo, resulta importante que te unas a su juego y realices caras graciosas, sonidos curiosos o cualquier otro ademán que pueda llamar su atención y hacerlo reír (sólo cuida que no sean movimientos bruscos).

De esta forma comenzarán a socializar y de cierto modo será su primera forma de juego como madre e hijo.

Tercer mes

Para el tercer mes de vida, el pequeño será capaz de sonreír y de seguir con la vista a personas y objetos.

En esta fase también descubrirá otras partes de su cuerpo, como sus manos y pies. Es probable que comience a mover sus piecitos con alegría y que practique abriendo y cerrando sus palmas.

A estas alturas, tu hijo estará perfeccionando su coordinación motora, por lo que es un buen momento para comenzar a realizar ejercicios de estimulación temprana, que además de ejercitar su cuerpo, le ayudarán a desarrollar sus capacidades cognitivas e intelectuales.

Finalmente, recuerda que las dinámicas de juego siempre deben ser divertidas y relajadas para ambos.

No lo presiones y sé paciente. Lo importante es que puedan crear lazos de comunicación y confianza entre ustedes y que tu pequeño se sienta cómodo y feliz en el proceso.

Tómalo en cuenta y prepárate para iniciar una de las etapas más importantes en la vida de tu bebé.

Y tú ¿cómo juegas con tu pequeño? Comparte tus ideas en los comentarios.

mini:


Pensamos que te interesaría leer esto:

Reacciona
Comparte