null: nullpx
Lactancia Materna

9 razones por las cuales dar la teta es mucho mejor que el biberón

Publicado 26 Jul 2017 – 07:44 PM EDT | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

Quizás tú también hayas oído algo sobre las ventajas de amamantar por encima de dar el biberón. Tal vez alguien te comentó lo hermoso que es la experiencia de la lactancia y sientes intriga por conocer los verdaderos beneficios que implica para el bebé que su madre le dé de mamar.

A decir verdad, cada año se escriben innumerables artículos basados en investigaciones que fundamentan desde un punto de vista científico los amplios beneficios de la lactancia y esto hace que la cantidad de información sea abundante y a veces difícil de abarcar.

Se ha escrito mucho que la lactancia materna no solo afianza el vínculo entre madre e hijo sino que contribuye al equilibrio del sistema inmune del bebé, lo protege de enfermedades crónicas e incluso lo hace más inteligente. Pero las bondades de la lactancia no terminan allí, por eso compartimos las nueve razones por las que la lactancia es mucho mejor que el biberón:

1. Es el alimento ideal

Cuando le das de mamar a tu bebé le brindas el alimento más completo no solo porque constituye una combinación perfecta de proteínas, grasas y vitaminas que nutren al pequeño, sino también porque se adapta a su crecimiento.

Así es, a medida que el bebé va creciendo la leche materna se va adaptando a los cambios en cuanto a los valores nutricionales que necesita en cada etapa.

2. Se digiere y asimila con facilidad

A diferencia de los preparados químicos, la leche materna posee una consistencia particular que permite que el bebé la asimile con facilidad, lo que resulta beneficioso para su sistema digestivo en crecimiento.

Dado que se digiere mejor, el bebé sufre de menos gases cólicos y constipación que con la leche de fórmula.

3. Contribuye a fortalecer el sistema inmune

El calostro (ese líquido que tanto se ha demonizado) en realidad es una gran protección para el bebé. Esta sustancia contiene inmunoglobulina A secretora que se encarga de formar una capa protectora sobre las membranas mucosas en la nariz, la garganta y los intestinos, precisamente las partes más susceptibles a infecciones, alergias, virus y bacterias.

Además la leche materna cuenta con una gran cantidad de anticuerpos que ayudan a reducir los riesgos de que el bebé sufra asma, entre otras enfermedades respiratorias.

4. Incrementa el coeficiente intelectual

¡Probado por la Journal of the American Medical Association of Pediatrics en Estados Unidos! Según esta investigación, los bebés que se han alimentado con leche materna durante un promedio de un año tienen más probabilidades de incrementar su coeficiente intelectual que aquellos que toman biberón.

Los autores del estudio encontraron que existe una «relación causal entre la duración de la lactancia con el desarrollo del lenguaje receptivo y la inteligencia no verbal». Esto quiere decir que dar de mamar ayuda en el desarrollo no solo físico sino también mental del bebé.

5. Estimula el desarrollo de distintas habilidades

Un estudio realizado en el 2013 por investigadores de la Journal of Epidemiology and Community Health vincula el dar de mamar con el desarrollo de distintas habilidades.

De acuerdo con esta investigación, la lactancia materna (recibida al menos hasta los seis meses) estimula el desarrollo de las habilidades relacionadas al movimiento, la coordinación y el lenguaje del bebé.

6. Minimiza el riesgo de muerte súbita

Dar de mamar reduce el riesgo casi en un 50 % de padecer de muerte súbita en el primer mes de vida.

7. Favorece el desarrollo de la mandíbula

Dar la teta favorece el desarrollo correcto de los dientes y la mandíbula y, en consecuencia, del habla del futuro niño. Esto sucede porque el acto de succión contribuye al avance de la mandíbula del bebé hasta una posición adecuada. Si en cambio esta succión se realiza con la tetina del biberón, los movimientos serán más pasivos y los músculos de la mandíbula no se desarrollarán de la misma forma que con la lactancia.

Recuerda que una succión y deglución correctas son fundamentales para prevenir alteraciones en el lenguaje.

8. Ayuda a mantener un peso equilibrado

Dado que la leche materna contribuye al desarrollo de la mandíbula y dientes y a mantener un sistema digestivo en buen funcionamiento, el bebé que se alimenta de leche materna suele tener un peso equilibrado.

Además la leche materna contiene leptina, un compuesto que ayuda al control de la obesidad en los adultos y adolescentes.

9. Crea un lazo fuerte entre madre e hijo

Esta es la razón más conocida pero no por ello la menos importante. Al dar de mamar, el bebé tiene cubiertas las necesidades de seguridad y proximidad que tanto necesita. Y por supuesto, el contacto piel a piel fortalece los lazos entre el hijo y la mamá y aumenta la autoestima de ambos.

No quisiera dejar de decirte que estas razones son hechos y que sea cual sea tu decisión siempre será la mejor porque estarás tomando en cuenta a tu bebé, a tu familia y a ti misma.

De seguro muchas personas intentarán dar su opinión al respecto, pero recuerda que nadie puede colocarse en la posición de realizar juicios por las decisiones que tomes.

Esperamos que lo que has leído te sirva como guía para que estar informada sobre los magníficos beneficios de amamantar y te decidas a experimentar esta vivencia tan mágica. 

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Lactancia MaternaOptimizadoVix