null: nullpx
Cuidados Durante el Embarazo

5 sencillas prácticas para lograr una gran conexión con tu bebé en el vientre

Publicado 29 Jun 2017 – 02:30 PM EDT | Actualizado 24 Mar 2018 – 12:43 AM EDT
Reacciona
Comparte

La dulce espera es uno de los mejores momentos en la vida de una mujer, estás unida a tu bebé y sientes que ambos tienen un perfecto equilibrio, que culminará con el parto y dará inicio a tu vida como mamá.

Durante el embarazo hay muchas cosas que puedes hacer para cuidar tu salud y la de tu hijo, sin embargo no solo la salud física es importante. Hay algo también importante que debes tener en cuenta: el vínculo emocional que generas con tu bebé.

Si bien entre madre e hijo existe un lazo irrompible fruto de llevarlo en tu vientre, hay muchas cosas que puedes hacer para fomentar esa relación:

1. Acaricia tu vientre

Los masajes en el vientre a partir de  los primeros 3 meses del embarazo son fundamentales para fortalecer el vínculo con tu hijo. Puedes aprovechar la oportunidad para usar una crema hidratante o un aceite. Notarás que luego de hacerlo te sentirás más positiva y relajada.

2. Practica yoga

A partir de la semana 14 puedes practicar yoga para embarazadas. Esta actividad te ayudará a preparar tu cuerpo para el parto, ya que el arte de la respiración es fundamental para sobrellevar las contracciones antes de dar a luz. Además, la meditación te ayudará a conectarte de manera única con tu hijo.Haz que los controles valgan la pena

3. Ten momentos a solas

Un baño caliente (no muy caliente porque podría darte hipotensión) es otra hermosa oportunidad para conectarte con tu hijo. Así que durante tu segundo trimestre, cuando puedes sentir las pataditas de tu pequeño, aprovecha el momento de la ducha para conversar con tu hijo o simplemente escuchas música relajante.

4. Habla con tu bebé

Sé que puede parecer raro, pero tu pequeño es capaz de oír y reconocer tu voz estando dentro de tu vientre. Los bebés empiezan a escuchar sonidos procedentes del exterior a partir de la semana 23 de gestación y el primer sonido que reconocen es la voz de su madre. Hablarle es una buena forma de fomentar el vínculo.

5. Haz que los controles valgan la pena

Durante el embarazo deberás someterte al menos a tres rutinas de estudios médicos (una al comienzo de cada trimestre) para asegurarte de que tu estado de salud es óptimo para gestar un bebé. Si tú estás bien, tu bebé lo estará.

No dejes de ir a las consultas con el ginecólogo y aprovecha esas instancias para evacuar dudas. Saber mes a mes cómo se desarrolla tu bebé generará una mayor conexión con él.

Pronto te convertirás en mamá y conocerás por fin el inmenso amor que somos capaces de dar y de recibir.  Disfruta de cada etapa del embarazo y forja un vínculo fuerte con tu niño.

Reacciona
Comparte