null: nullpx
bebe

5 ejercicios para estimular la motricidad gruesa de tu bebé y mejorar su desarrollo

Publicado 7 Ago 2020 – 10:52 AM EDT | Actualizado 7 Ago 2020 – 10:52 AM EDT
Reacciona
Comparte

La motricidad gruesa es la capacidad de mover los músculos del cuerpo de forma coordinada y sin perder el equilibrio. Gracias a ella, podemos realizar funciones como estar de pie, caminar, correr y saltar.

Este aprendizaje es esencial para los bebés, pues los ayuda a descubrir su entorno, aumenta su autoestima, despierta su curiosidad y mejora la psicomotricidad fina, explica Child Development.

Para impulsar esta habilidad, es necesaria una rutina de actividades que se enfoque en estimular la destreza de sus manos, piernas y brazos, así como su coordinación visual y manual.

Te mostramos 5 ejercicios de estimulación temprana para ejercitar la motricidad gruesa de tu hijo.

Ejercicios de motricidad gruesa

El Hospital Infantil de Richmond menciona que este aprendizaje se desarrolla desde el nacimiento hasta los 5 años de edad.

Antes de comenzar, recuerda que debes realizar estos ejercicios cuando tu hijo esté tranquilo y atento, de otra forma no recibirá los mismo beneficios.

#1 Ayúdalo a sentarse (de 0 a 6 meses)

Acuesta a tu pequeñito en una manta, tómalo de las manos y ayúdalo a levantarse cuidadosamente hasta que logre sentarse. Para evitar lastimar su cuello, puedes colocar una almohada en su espalda.

La Dra. Augusta Franco Andrade, terapeuta kinesióloga y experta en educación infantil, subraya que este ejercicio servirá para fortalecer sus músculos y darle un mayor equilibrio.

#2 Utiliza una pelota (6 a 10 meses)

Tómalo con tus manos y siéntalo sobre una pelota (puede ser de pilates o yoga, el único requisito es que mida más de 65 cm), después; alterna la velocidad en segmentos rápidos y lentos.

Escuchen una canción que tenga ritmos diferentes para hacerlo mucho más divertido.

#3 Ponlo de pie (de 10 a 18 meses)

Párate detrás de tu hijo, coloca las manos en sus axilas y haz que se ponga de pie. Con mucha suavidad, jala un brazo hacia adelante y luego el otro; con este movimiento, sus pies lo seguirán naturalmente.

Según la organización Primrose School, este ejercicio es perfecto si tu pequeño está aprendiendo a dar sus primeros pasos.

#4 Imita a un animal

Elige un animal y muéstrale cómo imitarlo. En los primeros meses, escoge uno que no requiera mucho movimiento, como una tortuga o un oso.

En ambos casos puedes animar a tu bebé a gatear, mientras reproduce el sonido característico del animal.

Cuando aprenda a caminar, pueden agregarle dificultad e imitar a un elefante, un canguro o un pingüino, sugiere el sitio especializado The Measured Mom.

#5 Bolos (de 24 meses en adelante)

Este juego es recomendable para niños de dos años en adelante.

No es necesario que gastes, puedes utilizar botellas de plástico y llenarlas con arena, arroz o frijoles. El objetivo es que tu pequeño lance una pelota y tire la mayor cantidad de botellas.

Además de ejercitar sus brazos y piernas, aprenderá a coordinar sus movimientos sin perder el equilibrio.

Una vez que los lleves a cabo, notarás que tu bebé estará más atento y se moverá con mayor rapidez y facilidad.

Finalmente, asegúrate de brindarle un entorno atractivo y amoroso que lo anime a seguir aprendiendo y despierte sus ganas de explorar el mundo.

Así favorecerás su crecimiento y lo ayudarás a recibir las etapas que se aproximan con todos los conocimientos necesarios.

Y tú ¿cómo estimulas las habilidades de tu bebé? Escribe tus mejores tips en los comentarios.

mini:


¡Hey, no te vayas! Mira lo que preparamos para ti:

Reacciona
Comparte