null: nullpx
Amamantar

16 errores que dificultan la lactancia y 23 soluciones simples para ellos

Publicado 20 Ago 2018 – 11:49 AM EDT | Actualizado 20 Ago 2018 – 11:49 AM EDT
Reacciona
Comparte

Durante la lactancia, algunos mitos y malos hábitos pueden ser muy perjudiciales para la madre, el bebé y la familia. Según la pediatra y experta internacional en lactancia Luciana Herrero, para evitar preocupaciones innecesarias y estrés en ese período, es necesario empezar a prepararse incluso antes del embarazo.

«Cuando hacemos estas listas, lo hacemos con la intención de que la madre pueda solucionar los problemas que interfieren directamente en la lactancia y no generar más preocupaciones para aquellas que ya están enfrentando dificultades», aclara.

De acuerdo con la especialista, el proceso debe ser pensado en cuatro fases: antes del embarazo, durante el embarazo, en el parto y en el posparto.

No puedo amamantar: qué hacer

Errores previos al embarazo

  • Pensar que amamantar es fácil.
  • Pensar que el instinto materno resuelve todos los problemas.

Soluciones

  • Buscar información en sitios especializados.
  • Entender qué le pasa a la mujer mientras amamanta.
  • Descubrir cuáles son los mayores desafíos del proceso.
  • Hablar con especialistas que estimulen la lactancia exclusiva hasta los 6 meses.
  • Prepararse psicológicamente. «Es más importante que preparar los senos», dice Luciana.

«Amamantar es un acto biológico que, sin embargo, está determinado por diversos factores socioculturales. Con el uso frecuente y cada vez más precoz de mamaderas y fórmulas, se desaprendieron las técnicas», explica la experta.

Errores durante el embarazo

  • Pensar que no es necesario prepararse para la lactancia.
  • Creer historias de terror.
  • Apegarse a las opiniones de los demás.
  • Seguir creencias populares.
  • Pensar que la forma o el tamaño de los senos interfiere en el éxito de la lactancia.
  • Creer que porque no se produce el calostro antes no se va a poder amamantar.
  • Tener la idea de que existe «leche débil».

Solución

  • Leer contenidos de fuentes especializadas: sitios web, blogs de médicos, doulas o especialistas en lactancia.
  • Ignorar las opiniones de otros y las historias catastróficas.
  • Desmitificar las creencias populares.
  • Prepararse psicológicamente para la lactancia (es más importante que preparar los senos).
  • Convencerse de que toda mama produce leche y toda leche alimenta a un bebé.

Errores durante el parto y en el hospital

  • Pensar que la vía del nacimiento no interfiere en el proceso.
  • Solicitar la cesárea sin recomendación médica.
  • Ofrecerle al bebé leche de fórmula y mamaderas.

Solución

  • No pedir una cesárea sin indicación médica.
  • Priorizar el parto natural. «El parto natural estimula la liberación de hormonas que son esenciales para la lactancia», explica Luciana.
  • Esperar a entrar en trabajo de parto. «Las hormonas liberadas en el trabajo de parto estimulan la producción de leche materna», relata la pediatra.
  • Hablar con los profesionales que acompañarán el parto y solicitar contacto piel a piel en la primera hora de vida. «Cuando el bebé mama en la primera hora de vida, la leche baja más rápido y el vínculo se crea inmediatamente», cuenta la experta.
  • Elegir un pediatra que apoye la lactancia exclusiva hasta los 6 meses para acompañar el parto y el desarrollo del bebé.
  • No priorizar las leches de fórmula ni las mamaderas.
  • Rechazar la oferta de leche de fórmula para la alimentación del recién nacido.
  • Exigir alojamiento conjunto. «Tener al bebé siempre cerca, además de afianzar el vínculo y evitar que le ofrezcan leche artificial, hace que la madre y el bebé establezcan una rutina de lactancia», dice la especialista.

«En ese momento es esencial que la familia –o aquellos que van a convivir con el bebé, generalmente el padre y los abuelos– se informen. Cuando los parientes tienen conocimientos sobre la lactancia y la apoyan, la familia ya tiene un 50 % de posibilidades de que el proceso sea un éxito», cuenta la pediatra.

Errores en el posparto: en casa

  • Establecer horarios fijos para ofrecer el pecho.
  • Intentar eliminar las mamadas nocturnas.
  • Creer que sentir dolor, tener los pezones agrietados y/o sangrando es normal.
  • Aceptar la prescripción de leche artificial sin consultar otras opiniones.

Solución

  • Amamantar a libre demanda: ofrecer el pecho siempre que el bebé lo pida. Los bebés maman de a poco y necesitan alimentarse con frecuencia para sentirse satisfechos.
  • Amamantar durante la noche, si el bebé lo pide. «De noche es cuando el cuerpo más estimula la producción de prolactina, la hormona responsable por el aumento de la producción de leche», explica Luciana.
  • Alternar las mamas solo después de que queden completamente vacías.
  • Buscar ayuda en bancos de leche para corregir el agarre del bebé en casos de fisuras o dolores.
  • Evitar la introducción de otras mamilas o de leche artificial. «La familia no puede optar por los suplementos al depararse con la primera dificultad. La leche de fórmula no tiene la misma calidad que la materna y la mamadera puede generar confusión de mamilas, lo que desestimula la lactancia. El profesional debe, antes que nada, buscar la solución correcta para el problema –ya sea el agarre equivocado o el estado psicológico de la madre–. Siempre vale la pena buscar una, dos, tres, cuatro o cinco opiniones hasta encontrar el mejor camino», explica y recomienda la pediatra.

«En esta fase la madre necesita confiar en sus capacidades. Toda mujer es capaz de amamantar. Es esa seguridad la que va a ayudar a su organismo a producir la cantidad ideal de leche para el bebé. El amor y el apoyo de la familia son esenciales», finaliza la experta en lactancia.

Más sobre lactancia...

Original Author: Beatriz Helena Original Author URL: https://www.vix.com/pt/users/beatriz-helena
Original ID value: 477998
Original Site: pt
Original URL: https://www.vix.com/pt/bdm/bebe/16-erros-que-atrapalham-a-amamentacao-e-23-solucoes-simples-para-eles

Reacciona
Comparte