null: nullpx
Gastronomía

La pizza, un legado para el mundo

Italia solicita a la UNESCO un reconocimiento universal para la reina de su gastronomía: la pizza.
9 Mar 2016 – 10:21 AM EST

Por Inger Díaz Barriga @ingerdbl

Los italianos han decidido que uno de sus platillos insignes, la pizza, merece dar la batalla para ser reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

No es extraño que haya una absoluta unanimidad en el apoyo a la petición extendida ante la organización internacional la semana pasada: el arte tradicional de los pizzaioli napolitanos debería ser considerado un patrimonio cultural inmaterial de la humanidad. Para muchos, hacerlo sería uno de los pocos actos de incuestionable justicia que ocurren en este planeta, y lo sería justo porque su versatilidad sin límites le permite dar gusto a una amplísima variedad de preferencias gustativas: saladas, dulces, veganas, carnívoras, tropicales, extravagantes, picantes, excesivas, mesuradas, gourmet, caseras... Incluso hay pizzas sin gluten, a pesar del sacrilegio que esto significa para muchos.


No olvidemos que, hablando de comida, México fue el primer país en aventurarse a postular su tradición gastronómica como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2010.

Después de eso, la gastronomía mediterránea, la japonesa y la francesa también han obtenido tal reconocimiento, que tiene más que ver con las tradiciones culturales que las rodean y con el intercambio social que implican, que con consideraciones nutricionales o de la naturaleza de sus ingredientes.

Aunque el organismo internacional dará su respuesta a Italia hasta el próximo año, por acá tenemos la seguridad total de que la solicitud no hará otra cosa que sumar adeptos de aquí a entonces.

Por lo pronto, aquí compartimos 3 razones (dos blancas y una roja) para apoyar la causa: esta exquisita pizza blanca de higos, mozzarella y feta de leche de cabra; ésta, con cebolla caramelizada en un asiento de queso ricotta y acelgas; y la Dad's Pizza, cuyo nombre da cuenta de su relevancia. Y una sugerencia: no nos crean, mejor pruébenlas.


Cocina recomienda:

Más contenido de tu interés