null: nullpx
Fashion Week

En NYFW también se habla sobre inmigración y desigualdad

La firma Opening Ceremony organizó una representación política para reivindicar el valor de la inmigración durante la Semana de la Moda de Nueva York.
12 Sep 2016 – 4:56 PM EDT

"En la superficie, la moda tiene poco que ver con la política. Pero cuando nos vestimos, tomamos decisiones sobre qué aspectos de nosotros mismos queremos presentar al mundo". Estas palabras abrieron el reivindicativo show de Opening Ceremony del pasado domingo, un desfile que ha marcado la Semana de la Moda de Nueva York.

Pequeños guiños a los candidatos, un estampado escondido, alguna declaración en el backstage... La política está acompañando a las propuestas de moda de los diseñadores durante esta NYFW. La firma Opening Ceremony se lanzó este domingo de lleno al discurso electoral y organizó un concurso de 'belleza política' en el que el valor de la inmigración fue el protagonista.

Como si se tratara de la ceremonia de apertura de unos Juegos Olímpicos, 50 modelos aparecieron ondeando las banderas de distintos países mientras lucían chaquetas deportivas inspiradas en cada nacionalidad. Los países elegidos correspondían a las 50 primeras nacionalidades de inmigrantes de Estados Unidos.


Carol Lim y Humberto Leon, diseñadores de la firma, quieren evidenciar así la riqueza cultural de los inmigrantes y las grandes aportaciones que han hecho al país. Ellos mismos son hijos de inmigrantes (Lim tiene orígenes coreanos y Leon proviene de una familia china-peruana) y crecieron en Estados Unidos sintiéndose ciudadanos de su país.

La desigualdad económica, la brutalidad policial y la discriminación de género son otros de los temas con los que 'tejieron' la colección, tratados a través de una representación cómica y teatral titulada 'Pageant of the People'. Lo explicaron así: "los pageant [concursos de belleza] son conocidos por imponer estándares de belleza tradicionales, pero nuestro 'concurso de la gente' subvierte esta norma... El concurso de esta noche no tiene jueces. Les invitamos a que voten en las elecciones el 8 de noviembre."

La invitación a votar fue más allá de las palabras: a la salida, los asistentes al desfile podían registrarse para ejercer su voto en las próximas urnas.


La presentación fue conducida por las comediantes como Whoopi Goldberg, Aidy Bryant, Ali Wong, Jessica Williams y la actriz Rosario Dawson. Cada una dedicó su intervención a reivindicar y a llamar a la conciencia sobre diversos temas, desde el feminismo hasta el balance entre la vida profesional y la maternidad. En el caso de Rashida Jones, estrella de la serie Parks & Recreation, fue la crisis de refugiados lo que protagonizó su discurso. También participó la activista transgénero Sarah McBride, la primera mujer transgénero de la historia que habló en la Convención Nacional Demócrata y que actualmente dirige la campaña por los derechos humanos de Hillary Clinton.

Como en los concursos de belleza, los presentadores hicieron varias preguntas a las participantes para dar pie a los temas que luego iban a reivindicar. A la comediante Ali Wong le preguntaron: "¿Cómo equilibras el trabajo y la maternidad?", a lo que ella respondió: "La gente me hace esa pregunta todo el tiempo. A los hombres nunca se les hace esa pregunta. Simplemente ignoran al hijo y se considera socialmente aceptable".

Por su parte, a la activista Sarah McBride le preguntaron durante el desfile: “¿Qué significa ser estadounidense?". Su respuesta fue: "Ser estadounidense es una acción, un ideal por el que luchar. Es ser parte de esta unión en perfeccionamiento constante que con cada generación expande el alcance y nuestra comprensión humana de las palabras 'Nosotros el Pueblo'".

Y continuó: "Nunca debemos ser un país que dice que sólo hay una manera de amar, una manera física de ser, o una manera de vivir".



Publicidad